FANDOM


El Instituto de Investigaciones Sociales o Instituto para la Investigación Social (Institut für Sozialforschung), mejor conocido como la Escuela de Frankfurt, es la principal escuela de pensamiento e investigación social de carácter marxista e internacional maquinador de la subversión en Occidente y fundadores de la corrección política entre otras cosas.

Fue fundada en la Universidad de Frankfurt am Main, en Alemania, por los marxistas judíos Georg Lukács y Felix Weil en 1924, inspirándose en Karl Marx y Sigmund Freud para desarrollar la llamada "Teoría Crítica" de la sociedad occidental, cuyo único fin es acabar con los valores europeos. El término "Escuela de Frankfurt" es un término informal empleado para referirse tanto a los pensadores miembros del Instituto de Investigaciones Sociales como a aquellos influenciados por él. No existe ninguna institución formal con este nombre.

Fue integrada en su totalidad por judíos marxistas quienes emigraron de Alemania cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933. Después de un año en Ginebra, se establecieron en Nueva York, donde la Universidad de Columbia les dio cobijo.

Contenido

[ocultar]

  • 1 Historia
    • 1.1 Inicios
    • 1.2 El siniestro laboratorio húngaro
    • 1.3 El nacimiento de la Escuela de Frankfurt
    • 1.4 Los objetivos de la Escuela de Frankfurt
    • 1.5 Marx y Freud, los dos pilares
    • 1.6 La Teoría Crítica
    • 1.7 Expulsados de Alemania
    • 1.8 Un nuevo actor histórico para salvar al marxismo
    • 1.9 La intolerancia para lograr la tolerancia
    • 1.10 En la actualidad
  • 2 Principales referentes de la Escuela de Frankfurt
    • 2.1 Max Horkheimer
    • 2.2 Theodor W. Adorno
    • 2.3 Georg Lukács
    • 2.4 Walter Benjamin
    • 2.5 Herbert Marcuse
    • 2.6 Erich Fromm
    • 2.7 Jürgen Habermas
    • 2.8 Friedrich Pollock
    • 2.9 Leo Löwenthal
    • 2.10 Carl Grünberg
    • 2.11 Felix Weil
    • 2.12 Wilhelm Reich
    • 2.13 Franz Leopold Neumann
    • 2.14 Otto Kirchheimer
  • 3 Artículos relacionados

Historia

Inicios

Antonio Gramsci, teórico del marxismo cultural

En el siglo XIX y comienzos del XX, la teoría marxista predecía que si la guerra llegaba a Europa, las clases trabajadoras en cada país europeo se unirían y sublevarían. Pero la teoría fracasó. Cuando la Primera Guerra Mundial comenzó en 1914, la lealtad de los trabajadores por su país fue mas fuerte que su llamada "conciencia de clases". Fueron a la guerra con honor, tanto los franceses como los alemanes, austriacos, rusos o británicos y marcharon al frente de batalla.

En 1917 la revolución judeomarxista logró establecerse en Rusia pero fracasó en su propagación por el resto de Europa, contradiciendo por segunda vez la teoría ortodoxa marxista. Al final de la guerra, la teoría marxista debió preguntarse en qué se había equivocado. Antonio Gramsci en Italia y el judío Georg Lukács en Hungría creían tener la respuesta. Gramsci y Lukács creían que la cultura occidental había enceguecido a la clase trabajadora sobre sus intereses marxistas reales. Antes de que la revolución marxista tuviera lugar, la cultura occidental tenía que ser destruida.

El siniestro laboratorio húngaro

En 1919, Lukács, que era considerado el más brillante teórico marxista desde el mismo Marx, se preguntó ¿Quién nos salvará de la civilización occidental? Ese mismo año, en 1919, Lukács se convirtió en comisionado de cultura en el gobierno bolchevique del judío Bela Kun de Hungría donde desplegó un programa de cultura del terror. Como parte de ese programa Lukács introdujo un programa radical de sexualidad en todas las escuelas húngaras. La corrección política como la conocemos ya estaba comenzando a aplicarse.

Lukács intentó minar la unidad familiar y esa es una de las razones por las que introdujo la educación sexual. El trabajo de Lukács se deriva de la lógica de que es mas difícil convertir a un adulto o pedirle que haga algo cuando fue educado a hacer lo contrario. El programa dejó efectos negativos en Hungria. Lo único que fue permitido era lo que se estaba enseñando. El pensamiento libre, era un gran pecado.

El gobierno del judío Bela Kun duró solo unos pocos meses, en parte, porque la clase trabajadora húngara estaba indignada por el atropello de Lukacs a la cultura occidental tradicional.

El nacimiento de la Escuela de Frankfurt

Max Horkheimer (en primer plano a la izquierda), Theodor Adorno (en primer plano a la derecha) y Jürgen Habermas (en el trasfondo, a la derecha), en la ciudad de Heidelberg, Alemania, 1964.

Pero mientras tanto, en Alemania, un nuevo intento marxista para atacar a la cultura occidental estaba tomando forma. Ahí el hijo de un millonario comerciante de granos judío, Felix Weil quería crear un instituto de políticas públicas que sirviera como grupo de debate para sus ideas marxistas de avanzada. Siguiendo los lineamientos del instituto Marx y Engels en Moscú, Weil le llamó originalmente "Instituto para el Marxismo". Pero como deseaban evitar que se los etiquetara, propusieron un nuevo nombre. El instituto se asoció a la Universidad de Frankfurt am Main, Alemania y con el tiempo se le conoció como la "Escuela de Frankfurt". La Escuela de Frankfurt abrió formalmente sus puertas el 22 de junio de 1924. Pero ya había dictado su primer seminario en la primavera de 1923. Ahí, casi dos docenas de catedráticos marxistas se reunieron bajo el nombre de la semana de estudio.

Los objetivos de la Escuela de Frankfurt

Uno de los participantes era Richard Sorge, más adelante un famoso espía soviético. Otro fue Lukács. Los escritos de Lukács que hablan de la cultura fueron la base de todo el programa. Casi la mitad de los participantes en esa semana de estudio marxista se afiliarían a la Escuela de Frankfurt.

Siguiendo el liderazgo de Lukács, la Escuela de Frankfurt sería el vehículo que traduce el marxismo de términos económicos a términos culturales, dando como fruto el marxismo cultural y la corrección política. El primer director de la Escuela de Frankfurt fue un economista marxista austriaco de origen judío llamado Carl Grünberg. Su principal labor fue establecer firmemente la naturaleza marxista del instituto. En su conferencia que dio por inaugurada la Escuela Frankfurt dijo: "Ha

sido nuestra intención mantener la uniformidad en la forma que miramos 

los problemas e intentamos resolverlos. Yo también soy uno de los oponentes del orden económico, social y legal que ha llegado a nosotros a

través de la historia, y también soy uno de los que apoyan el marxismo.
En el nuevo instituto de investigación el marxismo de ahora en más 

tiene un hogar".

Bajo la dirección de Grünberg la Escuela de Frankfurt se enfocó sobretodo en preguntas sobre la economía y el movimiento obrero, preguntas típicas del marxismo. Pero en 1930, Grünberg fue remplazado como director por un joven intelectual judío con ideas muy diferentes, Max Horkheimer. Horkheimmer comenzó a utilizar el instituto para desarrollar un nuevo marxismo, muy diferente al marxismo de la Unión Soviética.

Primero reconociendo el éxito rotundo del capitalismo, Horkheimmer anunció que la revolución era muy poco probable que surgiera de la clase obrera. La Escuela de Frankfurt debía encontrar un sustituto.

Esta era la gran pregunta. ¿Hay un remplazo para la clase obrera? La Escuela de Frankfurt no encontraría la respuesta hasta 1960. Mientras tanto Horkheimer utilizó el trabajo de Lukács para enfocarse en la cultura y no en la economía. El historiador norteamericano Martin Jay en su obra La Imaginación Dialéctica, nos dice que si el instituto se concentraba en la infraestructura económica antes de 1930, en los años posteriores su interés primordial yacía en la supraestructura cultural. En este sentido la fórmula tradicional marxista con respecto a la relación de estas dos fue cuestionada.

Marx y Freud, los dos pilares

Karl Marx, creador del marxismo y Sigmund Freud, creador del psicoanálisis, son los pilares del marxismo cultural.

Uno de los aspectos más importantes del trabajo de la Escuela de Frankfurt sobre cultura, fue la fusión entre Karl Marx y Sigmund Freud, conocida como freudomarxismo. Así como el marxismo clásico sostenía que mientras que en el capitalismo el obrero era oprimido, la Escuela de Frankfurt utilizando el psicoanálisis de Freud argumentaba que la cultura occidental oprimía psicológicamente a toda la sociedad.

Se utilizó a Freud de una forma radical para descubrir que la alienación sexual era tan significativa como la alienación económica. La solución de acuerdo a la Escuela de Frankfurt no era sólo una revolución política para terminar con el capitalismo, sino también una revolución social y cultural. Para profundizar el trabajo sobre la cultura del instituto, Horkheimmer trajo sangre nueva. Los nuevos miembros incluían a un ex critico musical, el judío alemán Theodor Adorno. Otro nuevo miembro era el judío Erich Fromm. Fromm, un afamado psicólogo conocido por su psicología social marxista y pionero en el concepto de la llamada "liberación sexual" y política de género.

A los ojos de Fromm, la masculinidad y la feminidad no eran reflejo de diferencias biológicas sino que eran derivadas de roles o funciones sociales. Otra pieza de la corrección política ocupaba su lugar. En 1932, el judío Herbert Marcuse se vuelve miembro del instituto. Marcuse eventualmente pasaría a ser el miembro más importante de la escuela para el desarrollo de la corrección política. En los 50 y los 60, Marcuse completaría la conversión del marxismo en términos culturales y lo inyectaría en la Nueva Izquierda.

Marcuse representaba en Estados Unidos la parte más radical de la Escuela de Frankfurt y continuaba con el trabajo de los años 20 y 30, el trabajo que estaba haciendo estaba más enfocado en el fin del capitalismo y en encontrar soluciones para la clase obrera.

La Teoría Crítica

En los años 30, el trabajo de Horkhemimer, Adorno, Fromm y Marcuse culminó en su primer trabajo al que denominaron "Teoría Crítica". El término "teoría critica" es una especie de juego de palabras. Uno podría tentarse y preguntar cuál es la teoría. Y la respuesta es: la teoría es criticar. Criticando cada uno de los aspectos, características e instituciones de la sociedad occidental esperan que esa sociedad se derrumbe. La teoría crítica es la base para estudios sobre homosexuales, negros, "liberación de las mujeres" y otros departamentos de estudio que se encuentran en los campus de las universidades de los Estados Unidos. Estos departamentos son la base de la corrección política.

La teoría crítica en sí misma siempre fue cuidadosa en no definirse en un solo concepto. Intentaba politizar la lógica en sí misma. Horkheimer escribió: "La lógica no es independiente del contenido".

Eso significa que un argumento es lógico si ayuda a destruir la cultura
occidental y es ilógico si la apoya. Este pensamiento retorcido estaba 

en el centro de la corrección política hoy en día inculcada en las universidades americanas.

Expulsados de Alemania

En 1933 cuando los nacionalsocialistas llegan al poder en Alemania el instituto se exilia en Nueva York, estableciéndose ese mismo año con ayuda del presidente de la Universidad de Columbia. Una vez en Estados Unidos, la Escuela de Frankfurt fue gradualmente cambiando su foco de destruir la sociedad y cultura alemana para destruir la estadounidense. No sólo aplicaron la Teoría Crítica a la sociedad americana, sino que también agregaron nuevos elementos. Uno de ellos era el llamado "estudio sobre el prejuicio" que culminó en 1950 en el libro increíblemente influyente de Adorno, La personalidad autoritaria.

Allí, Adorno establece que los norteamericanos tienen tradiciones 

fascistas y que cualquiera que apoyara la tradición americana está psicológicamente desbalanceado. No es casualidad que hoy en día los que son políticamente correctos llaman a sus oponentes "fascistas". Y sugieren que necesitan atención psicológica en la forma de entrenamiento sensible.

La Escuela de Frankfurt además incluyó una de las causas más importantes de la corrección política como el ecologismo dentro de la cultura marxista, a través de los libros de Adorno y Horkheimer: La dialéctica de la iluminación.

Estaban muy interesados en el denominado "dominio de la naturaleza". La
dialéctica de la iluminación en particular, movía el énfasis de la 

dominación económica hacia la dominación de las especies. Después de la Segunda Guerra Mundial,

Horkheimer y Adorno regresaron a Alemania donde se restableció el 

instituto en la Universidad de Frankfurt pero no todos los miembros originales regresaron. Marcuse decidió quedarse en Estados Unidos donde fue profesor en la Universidad de Harvard, la Universidad Brandeis y en la Universidad de California en San Diego. Marcuse trabajó para terminar

el trabajo intelectual iniciado por Horkheimer, Adorno y Fromm en los 

años 30.

Un nuevo actor histórico para salvar al marxismo

Durante los años 50 y 60, Marcuse desarrolló algunas de sus ideas iniciales: la síntesis de Freud y Marx. El interés por la cultura de lo que él llamaría "la negación" y que podría usarse en una campaña para criticar al capitalismo alemán e inglés. De esta forma, Marcuse se volvió el gurú de la nueva izquierda. Fue Marcuse quien respondió a la pregunta planteada por Horkheimer en los años 30 acerca de qué podrá sustituir a la clase obrera como un agente revolucionario.

Entonces había que encontrar a un sustituto cultural que funcione como "objeto de opresión por la cultura occidental", ya sean los estudiantes, los negros, los homosexuales, las mujeres (utilizadas para impulsar el feminismo), o lo que sea que fuera. Así se confirma el rol de la Escuela de Frankfurt en la fabricación de estos grupos de víctimas que constituyen la coalición de la corrección política. La clase obrera no tendría el rol hegemónico que el marxismo esperaba, por lo que esperaban que sí lo tuvieran los estudiantes, los afrodescendientes, las mujeres y demás grupos. Fue critico para la inserción de la Escuela de Frankfurt en la revuelta estudiantil del 68, la idea de "liberación sexual" de Fromm, y en esa época se gestaba asimismo el movimiento hippie inspirado en gran parte por el pensamiento de Marcuse. En los años 50, Marcuse había escrito la obra Eros y civilización.

Esta obra tenía como objetivo tomar conceptos de Freud para buscar una 

nueva teoría psicológica utópica. Ello combinado con el libro de Norman O. Brown, La vida contra la muerte, tuvo un gran impacto en la contracultura enfatizando el elemento del libido. El libro Eros y civilización de Marcuse condenaba toda represión a los comportamientos sexuales, proponiendo, en cambio, el libertinaje y la perversidad en todas sus formas.

Argumenta que en ciertos desarrollos tempranos de la psique humana, existía un potencial para la expresión sexual y placer sexual. Y no estaba restringido aún a las nociones de condición heterosexual y si éstas tenían algún tipo de capacidad de ser cambiadas. La perversidad multiforme ayudó a abrir el camino al homosexualismo y la "liberación gay". Ésta era su idea de cómo debía estar basada una sociedad buena. Con una perversidad multiforme y narcisista y que, liberando el eros creador encontraremos la iluminación, la felicidad y esto sería la llave para alcanzar la utopía.

La intolerancia para lograr la tolerancia

Marcuse también es la fuente de una de las características más notables de la corrección política: su total intolerancia para puntos de vista diferentes. Marcuse argumentaba que la sociedad americana libre era en realidad una decepción y que la verdadera tolerancia era represiva. Argumentaba que se necesitaba una tolerancia liberadora: Lo que quería decir con eso era en realidad intolerancia y rechazo a los movimientos de la derecha y tolerancia y aceptación hacia las ideas de la izquierda. Una receta para la represión.

Incluso Martin Jay, un gran admirador de la Escuela de Frankfurt admite el aspecto totalitario de Marcuse:

Quizá su ensayo más decisivo en términos de impacto, sea uno aún no mencionado: el ensayo sobre intolerancia represiva escrito a fines de los años 60. Argumentaba

que como existía la tolerancia a diferentes creencias no había acción 

ya que cada creencia tenía igual importancia. Esto causó los problemas de la corrección política e incorrección política en los 80. Si tenías una noción tolerante de quien era políticamente correcto, luego entonces

podías ser intolerante frente a aquellos que no lo eran. A veces esto 

podía tomarse como una licencia por las personas de izquierda para negar

el libre discurso a las personas con las que ellos están en desacuerdo.
A través de sus trabajos, Marcuse se convirtió en el agente principal 

de transmisión de la Escuela de Frankfurt.

Marcuse tuvo una influencia tremendamente importante en el pensamiento de los jóvenes en aquellos días. Fue uno de los padres espirituales del movimiento hippie. Y a través de Marcuse la nueva izquierda encontró al resto de la Escuela de Frankfurt. En los 60 los estudiantes que revisaron los trabajos hechos por la escuela descubrieron una fuente de marxismo no tradicional, no comunista. Y que encontraron como inspiración para el movimiento estudiantil de los años 60.

En la actualidad

En el presente, el marxismo cultural y la corrección política se han difundido por todo occidente convirtiéndose en la nueva tiranía del pensamiento, la "Nueva Inquisición" y el paso previo a la instauración del marxismo. Tras su implementación en el discurso público y habiendo preparado a las masas en el nuevo "lenguaje inclusivo", detrás llegaron las leyes liberticidas. En la mayoría de los países occidentales, grupos judíos de presión han instado a diferentes gobiernos de turno a la promulgación de las llamadas "leyes antidiscriminatorias" a través de las cuales se prohíbe señalar o criticar a aquellos que la corrección poíitica tiene como actores revolucionarios (negros, inmigrantes, homosexuales, etc). Posteriormente, han llevado a la legalización forzosa de nuevas modalidades de "familias" (siempre con el objetivo señalado por Lukács de destruir las bases de la civilización occidental), como ser familias homosexuales, adopción de niños por parte de estos, pederastia, legalización de drogas, abortos, etc.

Principales referentes de la Escuela de Frankfurt

Max Horkheimer

Max Horkheimer

Artículo principal: Max Horkheimer


Hijo de un fabricante judío, nació el 14 de febrero de 1895 en Stuttgart. Abandonó los estudios en 1911 para aprender un oficio y ayudar en la fábrica de su padre y participó en la Primera Guerra Mundial. Al finalizar esta, terminó el bachillerato y decidió estudiar Filosofía y Psicología en Múnich, Friburgo y Frankfurt, donde conoció a Theodor Adorno. Defendió su tesis doctoral en 1922 bajo la dirección de Hans Cornelius, con un trabajo sobre la antinomia del juicio teleológico. Tres años después presentaría su habilitación con un trabajo sobre la crítica del juicio de Kant. En 1926 comienza a trabajar en la Universidad de Frankfurt y se casa con Rosa Rieker. A partir de 1930 pasa a formar parte, junto a Fromm y Marcuse, del Instituto para la Investigación Social (IIS), siendo nombrado director del mismo al año siguiente. Entre 1932 y 1939 se encargaría de mantener la publicación de la Revista para la Investigación Social.

A esta época pertenecen obras como Materialismo, metafísica y moral y 

otros artículos publicados en la Revista de Investigación Social (RIS). En 1933, al cerrarse el instituto, se vio obligado a abandonar Alemania,

pasando por Suiza y terminando en la Universidad de Columbia (Nueva 

York), donde Horkheimer instala el Instituto. A comienzos de los 40 escribirá, junto a Adorno, Dialéctica de la Ilustración. En los años 40 dirigió también un estudio sobre el antisemitismo,

publicando diferentes obras y artículos al respecto. En 1949 vuelve a 

Alemania y trabaja como profesor de Filosofía social en la Universidad de Frankfurt, reabriendo un año después el Instituto. Entre 1951 y 1953 fue rector de esta Universidad. En estos años continúa con sus estudios sociológicos y publica obras como Crítica de la razón instrumental, Ocaso, o Teoría tradicional y teoría crítica, donde recopila artículos anteriores. En estos años su reflexión recupera a Schopenhauer y la religión judía

que aprendiera en su familia. En 1959, convertido ya en profesor 

emérito, emigra a Lugano, donde continuará con su labor filosófica. Murió el 7 de julio de 1973 en Núremberg.

Theodor W. Adorno

Theodor Adorno

Artículo principal: Theodor Adorno


Nació el 11 de septiembre de 1903 en Frankfurt. Hijo de un comerciante de vino, judío y de una cantante italiana. Durante su época de estudiante entabló amistad con Sigfrid Kracauer. Estudió música, psicología, filosofía y sociología, y durante su época universitaria conoció a Max Horkheimer y Walter Benjamin. En 1924 defendió su tesis doctoral sobre Husserl. En 1925 y 1926 fue alumno de Schönberg y Berg en Viena. En 1931 terminó su habilitación bajo la dirección de Paul Tillich, con un trabajo sobre la construcción de lo estético en Kierkegaard. Durante los años 30 combinó su colaboración con el Instituto para la Investigación Social (IIS) con otras tareas para revistas musicales y culturales. Ante la persecución de los judíos subversivos, Adorno emigró a Oxford en 1934, ejerciendo la docencia en Merton. En 1938, un año después de su boda con Gretel Karplus, emigró a Nueva York donde pasó a colaborar intensamente con el IIS, instaurado temporalmente en la ciudad americana. Entre 1942 y 1944 se instala en California y trabaja junto a Horkheimer en Dialéctica de la Ilustración.

Entre 1944 y 1949 dirigió un proyecto de investigación sociológica en 

Los Ángeles centrado en el estudio de la discriminación social. En 1949 vuelve a Alemania y reanuda su labor dentro del IIS. En los 50 publica obras cumbres como Minima moralia y desarrolla nuevos proyectos de investigación sobre el carácter totalitario y fascista. En 1959, un año después de tomar la dirección del IIS, pasa a ser profesor de la Universidad de Frankfurt. En los 60 seguirá desarrollando su teoría sociológica, enfrentándose con Karl Popper, y continuará manteniendo un claro compromiso político: aunque rechazaba cualquier forma de manifestación violenta, su crítica se dirigía permanentemente contra todo abuso de poder. A esta última década pertenecen obras como Dialéctica negativa, Estudios sobre Hegel, o Teoría estética.

Georg Lukács

Georg Lukács

Artículo principal: Georg Lukács


Filósofo y crítico literario judío-húngaro, especializado en el marxismo. Estudió con Ernst Bloch, y también se interesó por el neokantismo. En su obra Historia y conciencia de clase, intenta renovar y prolongar la interpretación marxista de la sociedad, repensándola a la altura de su tiempo. Su labor como intérprete y continuador de la tradición marxista le llevó a ser miembro fundador de la Escuela de Frankfurt.

Walter Benjamin

Walter Benjamin

Artículo principal: Walter Benjamin


Filósofo y crítico literario judío, estrecho colaborador de la Escuela de Frankfurt, adaptó su temprana vocación por el misticismo al materialismo histórico, al que se volcó en sus últimos años, aportando una visión única en la filosofía marxista. Como erudito literario, se caracterizó por sus traducciones de Marcel Proust y Charles Baudelaire. Su ensayo La labor del traductor es uno de los textos teóricos más célebres de este autor.

Benjamin mantuvo una extensa correspondencia con Theodor Adorno y con Bertolt Brecht y ocasionalmente recibió financiación de la Escuela de Frankfurt bajo la dirección de Theodor Adorno y Max Horkheimer. Las influencias competitivas del marxismo de Brecht (en menor medida la teoría crítica de Adorno) y el misticismo judío de su amigo Gershom Scholem fueron centrales en el trabajo de Benjamin, aunque nunca logró resolver sus diferencias completamente. Las Tesis sobre la filosofía de la historia, uno de los últimos textos de Benjamin, fue lo más cercano a tal síntesis, que junto con los ensayos La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica y Para una crítica de la violencia, son sus textos más leídos.

Herbert Marcuse

Herbert Marcuse

Artículo principal: Herbert Marcuse


Judío nacido en Alemania, que durante unos años trabajó dentro de la Escuela de Frankfurt. Los temas centrales de su pensamiento giran en torno a la crítica de las sociedades capitalistas occidentales. Entre sus obras más destacadas, hay que citar Eros y civilización y El hombre unidimensional. Su pensamiento jugó un importante papel en las revueltas estudiantiles de los años 60, y el movimiento hippie, cuando Marcuse se convirtió en el principal filósofo que inspiró estos movimientos.

Erich Fromm

Erich Fromm

Artículo principal: Erich Fromm


Psicoanalista judío, Fromm participó activamente en la primera fase de las investigaciones interdisciplinarias de la Escuela de Frankfurt, hasta que a fines de los años 40 rompió con ellos debido a la heterodoxa interpretación de la teoría freudiana que desarrolló dicha escuela, la cual intentó sintetizar en una sola disciplina el psicoanálisis y los postulados del marxismo (freudomarxismo). Fue uno de los principales renovadores de la pseudociencia psicoanalítica a mediados del siglo XX.

Jürgen Habermas

Artículo principal: Jürgen Habermas


Jürgen Habermas

Nació el 18 de julio de 1929 en Düsseldorf. Estudió filosofía, psicología, literatura alemana y economía en la Universidad de Gotinga, Zurich y Bonn, donde defendió su tesis doctoral sobre Schelling. En 1955 contrajo matrimonio con Ute Wesselhoeft y al principio trabajó como periodista, hasta que Adorno le invitó a formar parte del reinaugurado Instituto para la Investigación Social (IIS) en Frankfurt. Allí entra en contacto con la Investigación Social empírica y reorienta sus intereses hacia la teoría crítica de la sociedad. En 1961 defiende su habilitación, centrada en el concepto de sociedad civil. Pasó así a ser profesor de la Universidad de Heidelberg, aunque siguió colaborando con el IIS con un proyecto de investigación sobre el movimiento estudiantil. Entre 1964 y 1971 ejerció como profesor en la Universidad de Frankfurt, y se convierte en uno de los principales representantes de la Teoría Crítica, publicando obras como Conocimiento e interés. En 1971 se traslada a Starnberg como director del Instituto Max Planck, continuando con su labor de investigación, con obras como Problemas de legitimación en el capitalismo tardío. En esta época recibe el reconocimiento de diferentes círculos intelectuales, materializado en diversos premios: el premio Hegel (Stuttgart, 1974), el premio Sigmund Freud (Darmstadt, 1976), y con el premio Adorno (1980). En 1981 publica su obra más importante: Teoría de la acción comunicativa y en 1983 es nombrado miembro de la Academia Alemana de la Lengua y la Poesía en Darmstadt. Entre 1983 y 1994 trabaja como profesor de Filosofía Social y Filosofía de la Historia de la Universidad de Frankfurt, publicando obras como Conciencia moral y acción comunicativa, o El discurso de la modernidad. Es nombrado doctor honoris causa por múltiples universidades y en Facticidad y validez reivindica una teoría normativa del Estado de derecho. Desde entonces no ha parado de recibir el reconocimiento internacional en forma de premios, y ha ido ocupando un lugar cada vez más relevante en el panorama intelectual no sólo alemán, sino también europeo, de modo que su pensamiento se ha convertido en un auténtico referente moral de nuestro tiempo.

Friedrich Pollock

Friedrich Pollock

Artículo principal: Friedrich Pollock


Economista, sociólogo y filósofo judío, especializado en el marxismo. Fue el encargado de desarrollar toda la vertiente económica del proyecto de Teoría Crítica. Como otros miembros de la Escuela, se vio obligado a emigrar a Nueva York en 1933. A su vuelta, trabajó como profesor de la Universidad de Frankfurt, dedicando sus esfuerzos a la crítica del capitalismo y a los mecanismos económicos que puedan llegar a ejercer diferentes grados de dominación sobre el ser humano.

Leo Löwenthal

Leo Löwenthal

Artículo principal: Leo Löwenthal


Sociólogo judío, Lowenthal alcanzó la mayoría de edad durante los turbulentos años iniciales de la República de Weimar. Se unió al recién fundado Instituto de Investigación Social en 1926 y se convirtió rápidamente su experto líder en la sociología de la cultura y la literatura de masas, así como el jefe de redacción de la revista que lanzó en 1932, la Zeitschrift für Sozialforschung.

Carl Grünberg

Carl Grünberg

Artículo principal: Carl Grünberg


Economista judío nacido en Moldavia. Fue el primer director del Instituto de Investigaciones Sociales. Creó y editó el periódico de historia socialista conocido como Grünbergs Archiv (Archive for the History of Socialism and the Worker's Movement). Se retiró en 1929 y dejó el Instituto a Max Horkheimer. Grünberg es considerado padre del "austromarxismo".

Felix Weil

Felix Weil

Artículo principal: Felix Weil


Mecenas e intelectual judío nacido en Argentina y principal impulsor financiero de la Escuela de Frankfurt. En 1923 financió la Primera Semana de Trabajo Marxista (Erste Marxistische Arbeitswoche)

en la ciudad alemana de Ilmenau. Al evento asistieron teóricos como 

Georg Lukács, Karl Korsch, Richard Sorge, Friedrich Pollock y Karl August Wittfogel. Alentado por el éxito del evento, decidió, junto a su amigo Friedrich Pollock, fundar en 1924 el Instituto para la Investigación Social en Frankfurt, mejor conocido posteriormente como Escuela de Frankfurt. A pesar de ser su fundador y principal inversor, primero en Alemania y luego en su exilio en América, Weil se negó en todo momento a dirigir el centro e incluso a que este llevara su nombre.

En la década de los 70, fruto de la crisis económica y de la 

devaluación del peso argentino, Weil se vio obligado a dejar de financiar la escuela. Con el paso del tiempo cambió su interés teórico de corriente filosófica, por intereses de naturaleza económica.

Wilhelm Reich

Wilhelm Reich

Artículo principal: Wilhelm Reich


Psicoanalista judío nacido en Austria y fallecido en Estados Unidos. Fue miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Viena, siendo inicialmente discípulo de Freud. Sus ideas bien podrían catalogarse como delirios, entre ellas la pseudociencia del orgón. Fue expulsado de los círculos comunistas y de la escuela psicoanalítica por lo radical de sus planteamientos, perseguido por los alemanes por su libro Psicología de masas del fascismo, expulsado

de Dinamarca y Noruega por presiones del gobierno alemán, y, 

finalmente, juzgado en Estados Unidos durante la "Caza de Brujas" del Senador McCarthy, donde se le diagnosticó esquizofrenia progresiva, siendo lanzados sus manuscritos a la hoguera en el Incinerador Gansevoort de Nueva York el 23 de octubre de 1956 (lo que sólo logró aumentar la curiosidad por su persona). Un año después, Reich murió en la cárcel de un ataque al corazón, un día antes de apelar su sentencia.

Reich se afilió al Partido Comunista de Austria en 1927. A partir de entonces, su trabajo se orientó hacia la búsqueda de una síntesis entre el materialismo dialéctico y psicoanálisis, lo que se conoce como "freudomarxismo". Destacan en este período sus obras La revolución sexual y Psicología de masas del fascismo. Reich postuló que el viraje hacia la metapsicología iniciado por Freud a partir de su texto Más allá del principio del placer (1920) se debía a que el carácter burgués de éste le impedía aceptar las conclusiones revolucionarias que se obtenían a partir de sus propios descubrimientos: la primacía de lo inconsciente, el papel central de la represión sexual en la psicopatología, etc. Para Reich la mayor parte de la población sufre patologías mentales y vive en condiciones de fuerte represión sexual. Reich considera que el dominio de una clase social sobre otra necesita que la mayor parte de la población sufra una atrofia en su vida sexual, pues eso garantiza a las clases dominantes individuos pasivos y que acaten la autoridad sin cuestionamientos. De esta manera, Reich concluye que el capitalismo es incompatible con la salud mental de la población, que sólo se podrá lograr de la mano de la abolición de la sociedad de clases, es decir, a través de la revolución socialista.

Franz Leopold Neumann

Franz Leopold Neumann

Artículo principal: Franz Leopold Neumann


Activista político socialdemócrata, abogado y escritor judío nacido en Alemania, adscrito a la corriente de pensamiento marxista de la Escuela de Frankfurt. Durante su exilio, ante la llegada al poder del Partido Nacional Socialista de Hitler, se convirtió en un teórico político reconocido por sus ataques contra el nacionalsocialismo en su obra de 1942 Behemoth: La estructura y la práctica del Nacional Socialismo. Neumann es considerado como uno de los fundadores de la ciencia política moderna en la República Federal de Alemania.

Otto Kirchheimer

Artículo principal: Otto Kirchheimer


Otto Kirchheimer (1905-1965), jurista judío nacido en Alemania y politólogo de la Escuela de Frankfurt, cuyo trabajo esencialmente se enfocaba al Estado y su constitución. Kircheimer fue conocido en su juventud por sus ideas marxistas. Ejerció como abogado en Berlín desde 1932 hasta 1933, dejando a Alemania en 1933 (siendo arrestado brevemente) a causa de su trabajo del Partido Social Demócrata de Alemania. Emigró a París donde pasó cuatro años en la rama francesa de la Escuela de Frankfurt, y escribiendo posteriormente Castigo y estructura social (1939). A partir de la Segunda Guerra Mundial trabajó como analista de investigación de la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS), la precursora de la CIA, hasta 1952, y más tarde estuvo en el Departamento de Estado durante trece años.

Artículos relacionados

  • Corrección política
  • Marxismo cultural
  • Negacionismo de la raza
  • Psicoanálisis
  • Feminismo
  • Ideología
  • Igualitarismo
  • Racismo antiblanco
  • Arte degenerado
  • Hippie

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.