FANDOM


"Mad" Mike Hughes es un gran científico especialista en cohetes, tierraplanista que ha intentado probar la planicidad de la Tierra, pero que fue DETENIDO por el (((Gobierno de los Estados Unidos))), como puede leerse aquí: http://santaiglesiacatolicaapostolicaromana.blogspot.com.uy/2017/11/el-gobierno-estadounidense-pretende.html

Vive en Apple Valley, California y es más conocido por construir, diseñar y pilotar sus propios cohetes. Gusta de usar su apelativo "Mad" ('loco').

En el 25 de noviembre de 2017, Hughes tenía planeado lanzarse a 2,896 km en el aire, en uno de sus cohetes casero con la finalidad de tomar fotografías que demuestren que la Tierra es plana.

Hughes se proclamó como la única persona en despegar en un cohete ya que tiene la certeza de que cualquier programa espacial de la NASA no fueron más que maquinaciones ficticias, y que el hombre nunca llegó a la Luna.

Hughes arrienda la propiedad a Waldo Stakes, el presidente de Land Speed ​​Research Vehicles que actualmente está trabajando en un proyecto para hacer que un automóvil viaje a 3219 Km/h. Mad Mike Hughes vive con sus cuatro gatos.

Hughes intentó lanzar su cohete casero pero fue detenido brutalmente por el Gobierno de los Estados Unidos.

Hughes comentó de esta empresa: Da miedo como el infierno, pero ninguno de nosotros sale vivo de este mundo. En otro comentario, dijo: Me gusta hacer cosas extraordinarias que nadie más puede hacer, y nadie en la historia de la humanidad se ha diseñado, construido y lanzado en su propio cohete.

El 25 de noviembre de 2017 iba a ser su primer intento de despegue, sin embargo, debido a ciertos problemas con el condado, tuvo que cancelar; es decir, que fue impedido de demostrar que la Tierra es plana por parte del gobierno. Es sabido que el Presidente Donald Trump sabe que la Tierra es plana, pero más allá de que ha hecho grandes cosas, no se ha animado a enfrentarse a la masónica y poderosa NASA. En este video, puede verse cómo el Presidente Trump declara que "el espacio no existe" y el astronauta Buzz Aldrin pone una gran cara de susto.