FANDOM


La pseudociencia o falsa ciencia, es toda aquella creencia o afirmación que se oponga a la verdadera y legítima Ciencia, que es el conocimiento que viene de Dios.

Lista de pseudociencias:

Dependiendo del paradigma científico, será la consideración o no de una disciplina como científica o seudocientífica. He aquí una lista de pseudociencias, según nuestro paradigma cristiano que es el único verdadero:

Afirmacionismo del holocausto judío: Hipótesis pseudohistórica y sin fundamento científico alguno, que alega que durante la Segunda Mentira Mundial existió un plan deliberado por parte del III Reich y las fuerzas del Santo Eje, para exterminar judíos a través de una “solución final” (que en realidad la misma fue para enviarlos a Madagascar), a través de presuntas “cámaras de gas” en “campos de exterminios”, que en verdad eran campos de concentración y nunca se pudieron probar la existencia de esas “cámaras de gas”. En realidad, nunca existió un exterminio de judíos durante la Segunda Mentira Mundial (en realidad, fue la Quinta Guerra Mundial, no la "segunda", puesto que la primera fue la "guerra de sucesión española"). El afirmacionismo del holocausto judío es una pseudociencia tan poderosa, que en algunos países como Alemania, Italia o Austria, se han convertido en "dogma de fe", y ponen en prisión, a quien se atreva a cuestionarla.

Afirmacionismo del genocidio amerindio: Se trata de la hipótesis pseudohistórica de que los conquistadores europeos—especialmente españoles y portugueses, aunque también ingleses, franceses, holandeses, etcétera—que conquistaron y colonizaron al continente americano, asesinaron a miles y millones de “inocentes” amerindios, y les "robaron" todos sus recursos, cuando en realidad los civilizaron y evangelizaron. Esta hipótesis pseudohistórica, también se la conoce como “leyenda negra anti-europea” (que puede ser “leyenda negra anti-española”, “leyenda negra anti-portuguesa”, “leyenda negra anti-francesa”, “leyenda negra anti-inglesa”, “leyenda negra anti-holandesa”, etcétera) y difunde el mito progresista de que el hombre blanco es “malo” y el salvaje es “bueno”, cuando en realidad es más bien lo opuesto. Los conquistadores europeos no masacraron alevosamente a los amerindios, sino que eso más bien, ellos mismos se encargaron de hacer en guerras sangrientas entre ellos (por ejemplo, los mayas, aztecas e incas, esclavizaban pueblos; y los españoles, en realidad en muchas ocasiones se aliaron a esos pueblos, precisamente para combatir la tiranía de esas culturas más "avanzadas"); y además, muchos amerindios fallecieron producto de que no tenían inmunidad genética natural para las enfermedades a las cuales estaban acostumbrados los europeos; además las armas de fuego que tenían los europeos, si bien eran más potentes que el arco y la flecha, demoraban en cargar, por lo cual, en realidad los amerindios tenían ventaja. Por otro lado, los amerindios eran muchos, mientras que los conquistadores europeos eran muy pocos (¿cuántas personas creen que se puede poner en un barco?, ¿cuántos barcos creen que pueden viajar?, ¿cuántas décadas creen que demoran en colonizar un continente entero, más grande que Europa?; es cuestión de ponerse a razonar un poco, antes de acusar a los europeos con mentiras, de que le "daban espejitos de colores" a los amerindios a cambio de oro). Además, los europeos como los españoles NO robaron absolutamente nada de oro a los amerindios, sino que simplemente lo utilizaron (cosa que los amerindios no hacían), para la construcción de estructuras edilicias que ellos no hacían; por ejemplo, los españoles construyeron un montón de universidades católicas, muchas de las cuales, todavía son usadas. Además, los europeos NO esclavizaron a los amerindios, sino que hicieron "encomienda", que viene a ser parecido a la servidumbre que había en Europa feudal, y la Reina Isabel la Católica, lo primero que hizo fue promulgar leyes que protegían a los amerindios, quienes fueron bien tratados y educados (por ejemplo, los jesuitas hicieron escuelas para enseñarles su idioma, y además de paso, ellos aprendieron también los idiomas amerindios; es decir, que más bien, fue un intercambio cultural, y no una "dominación"). Obviamente que los españoles y demás europeos, una de las primeras cosas que hicieron, fue abolir los sangrientos sacrificios humanos, porque más allá del intercambio cultural y el respeto a las otras culturas, primero que nada está el respeto a la vida humana. Finalmente, es una garrafal mentira eso de que los europeos "masacraron amerindios", por dos motivos: 1- Tampoco es que existieran muchísimos amerindios en ciertas zonas de América (por ejemplo, en lo que hoy es Uruguay, no había casi gente; sólo muy pocas tribus de charrúas, guaraníes, etcétera); y 2- La mayoría de los amerindios continuaron viviendo tranquilamente en sus tierras, hasta hoy en día (excepto por algunas matanzas de amerindios, pero que se hicieron DESPUÉS de las podridas "independencias", por parte de LIBERALES; esas matanzas ocurrieron en países como Estados Unidos, Argentina y Uruguay). Actualmente países como Bolivia y Perú, tienen muchos amerindios. Brasil también tiene muchas tribus indígenas, pero infelizmente, el gobierno brasileño LIBERAL/MARXISTA actual no las protege y para peor, ellos sí les roban sus tierras (sus árboles) y le tienen media selva amazónica cortada sin piedad (esos políticos corruptos, son los mismos, que después nos quieren prohibir las bolsas de nailon y nos aumentan los impuestos; es decir, pura hipocresía y doble-discurso): ojalá América todavía fuera controlada por europeos y así los americanos viviríamos ciertamente en el mejor continente del mundo.

Afirmacionismo del genocidio africano: Se trata de la hipótesis pseudohistórica de que los conquistadores europeos, asesinaron a millones de negros africanos, los esclavizaron y saquearon, cosa que es totalmente falsa, puesto que los europeos los evangelizaron y pacificaron, al igual que hicieron en América y en algunas partes de Asia. Es decir, que del mismo modo que los liberales, ateos y marxistas difundieron la mentira anti-europea en América, lo hicieron también en África, alegando que "mascraron y esclavizaron" a pobres "negros indefensos". Eso es mentira, porque los europeos no consideraban a sus protectorados africanos como "colonias" de explotación, sino como PARTES INTEGRALES de sus territorios (lo mismo que en América), y por lo tanto, los africanos (al igual que lo habían sido los americanos) eran sus súbditos, protegidos por sus gobiernos. Se suele hablar de lo "terrible" de la esclavitud contra los negros, muchos de los cuales fueron arrebatados de sus hogares, para ser llevados y vendidos como esclavos en América; pero lo que no se dice, es lo siguiente: 1- Los musulmanes durante largos siglos en la Edad Media, esclavizaron a europeos blancos de la península ibérica, itálica y balcánica; pero casi nadie habla de esa terrible esclavitud, principalmente porque el hombre blanco (a diferencia del negro), no es un ser resentido, que se pasa siglos llorando por sus desgracias (el hombre blanco lucha por su libertad, pues como decía Ezra Pound: "esclavo es aquel que espera a que lo vengan a liberar"). 2- La mayoría de los perpetradores del comercio de esclavos, no eran precisamente blancos (aunque algunos sí lo eran), sino que eran judíos. 3- La Iglesia Católica permitió la esclavitud, a través de la bula papal Dum Diversas, del Papa Nicolás V, pero aquí debemos distinguir entre la esclavitud bíblica o cristiana, de la esclavitud pagana, puesto que la primera trata bien a sus esclavos y la segunda, no; además, la bula permite la esclavitud, sólo con la finalidad de evangelizar a los negros y sacarlos de la barbarie. 4- Finalmente, nadie parece considerar el hecho, de que los propios negros, vendían a otros negros como esclavos, y ellos se esclavizaban entre ellos. Por lo tanto, la esclavitud NO es culpa del hombre blanco en particular, sino de la humanidad en su conjunto; y no toda esclavitud (si bien toda es mala, porque va contra la libertad), es intrínsecamente perversa o cruel, ya que porque una persona sea esclava de otra, eso no quiere decir, que se tenga permiso para maltratarla. Además, el último país en abolir legalmente la esclavitud sobre la Tierra, fue precisamente un país africano, Mauritania, recién en la década de 1980, aunque todavía en la actualidad, existe mucha esclavitud en África. Es más, desde luego de la descolonización, ese continente se llenó de tiranos, que viven explotando a su propio pueblo; cosa que cuando estaban los "terribles" europeos, no pasaba, así que la descolonización fue una de las peores cosas que le pudo pasar a los africanos.

Africanocentrismo: Creencia irracional en la superioridad de todo aquello que provenga de África, comenzando por los negros subsaharianos; así como creencia pseudocientífica e infundada en que la humanidad surgió en el centro de África o en algún lugar de África, cuando en realidad la humanidad surgió en Mesopotamia (actual Irak),siendo la antigua Sumeria, la primera civilización humana (el Paraíso terrenal se encontraba al Oriente, en esa región, aunque ahora está en otra dimensión). El evolucionismo es una hipótesis que al principio promovía el poligenismo (es decir, que el hombre nació de "varias monas", y practicó bastante el bestialismo), pero luego cambiaron la moda, y empezaron a afirmar que el hombre en realidad vino de África, y se inventaron la farsa de Lucy en Etiopía. Según ellos, Lucy era una mona (que ellos le llaman pomposamente como Australopithecus afarensis), que un buen día, parió "mágicamente" a un hombre, y a partir de ahí, a través del bestialismo con otras monas, fue surgiendo la humanidad. En realidad, los fósiles de Lucy, no son más que fósiles de monos; mientras que los fósiles de hombres, son fósiles de hombres, sin ninguna relación con los simios. Nótese que el nombre "Lucy", proviene precisamente de Lucifer, lo que indica el origen satánico de la autodenominada "teoría de la evolución". Además, el nombre de "Lucy", su "descubridor", el estadounidense Donald Johanson, lo puso como homenaje a una canción de los satánicos Beatles, escrita por John Lennon, llamada "Lucy in the Sky with Diamonds", que significa "Lucía en el cielo con diamantes", que según su escritor, se refiere a una mujer llamada Lucy Vodden O'Donnell; aunque en realidad, oculta su verdadero significado en las siglas que forma, es decir, la droga conocida como LSD (del alemán Lysergsäure-Diethylamid, es decir, dietilamida de ácido lisérgico). Además habla ciertamente de Lucifer, porque antes de su caída, él estaba precisamente en el cielo y con diamantes. Queda claro entonces, que el africanocentrismo, no pasa de un engaño diabólico para ocultar el verdadero origen de la humanidad en el Edén.

Alquimia: Proto-ciencia que se desarrolló hasta la actual química (no es incompatible con nuestra fe; San Anselmo, Pedro Abelardo, San Alberto Magno, Santo Tomás de Aquino, Roger Bacon, Tycho Brahe fueron algunos grandes ejemplos). También constituyen actualmente algunas corrientes filosóficas o pseudociencias; es decir, no era pseudociencia antes, pero sí ahora que existe la química.

Análisis técnico bursátil: Técnicas pseudocientíficas y pseudomatemáticas para analizar las bolsas de valores y las acciones del mercado (cotización, volumen bursátil, interés abierto), especialmente a través de gráficas, con el propósito de predecir futuras tendencias del precio.

Armas nucleares: supuestas armas de destrucción masiva que usan la potencia de la energía de la fisión nuclear, para ser usadas como potentísimos explosivos, que generan una enorme bola de fuego y una gran onda expansiva que arrasa todo a su paso y deja el llamado "hongo atómico" (un hongo gigante formado por humo). Las armas nucleares pueden arrasar ciudades enteras (como Hiroshima, Nagasaki, etcétera). Supuestamente existen dos grandes tipos: la bomba A o bomba atómica (que usa la energía de la fisión del núcleo del átomo) y la bomba H, de fusión, termonuclear o de hidrógeno (que usa la energía de la fusión del núcleo del átomo); supuestamente, mediante la fusión de átomos de hidrógeno, deuterio, tritio y litio, se podía generar una presunta "reacción en cadena", que liberaría una gran cantidad de energía, que explotaría de forma espeluznante y destruiría todo a su paso. Sin embargo, todo esto no es posible de lograr porque en primer lugar, los "científicos" nunca vieron ningún núcleo; y además dicen que las bombas nucleares dejan rastros de radiación (supuestamente la H, no, porque según ellos es "limpia"), pero en Japón no hay nada de radiación, todo no pasa de cuento, falsificación histórica y sobre todo, puro "cuco", para asustar a la gente de que si iban a la guerra caliente (véase Teatro Frío) entre la Unión Soviética y Estados Unidos, "el mundo se iba a destruir por completo" (como si fueran Majinbú o Freezer...); pero ellos nunca fueron a la guerra de verdad, porque siempre fueron aliados ocultos y además, las armas nucleares sencillamente no existen. En realidad, se tratan simplemente de bombas incendiarias con altas cantidades de Napalm; así destruyeron a Hiroshima y Nagasaki, de la misma forma que destruyeron Dresde (el Alemania), sólo que a esta última no se le dio propaganda de que fue por "bombas atómicas".

Astrología: Pseudociencia muy antigua y que ha traído algunos aportes a la ciencia astronómica.* Conjunto de creencias que postulan relaciones causales entre los astros y la personalidad de los individuos, intentando predecir eventos futuros de personas o cosas. *En realidad como explica el Lic. Gorostizaga hay que distinguir entre la Antigua Astrología antediluviana que era simplemente la “ciencia que estudiaba los astros e hizo profecías sobre la Virgen María y el nacimiento del Niño Jesús”, de la nueva astrología post-diluviana egipcia, babilónica y demás, que es supersticiosa y con mucha irracionalidad (carece de rigor científico hermenéutico y astronómico; de ahí que ¡no le acierten ni una!); es decir, que la astrología antes del Diluvio no era pseudociencia, pero después sí lo fue.

Biomagnetismo: Disciplina que intenta curar enfermedades con imanes, algo que no tiene sentido.

Calentamiento global antropogénico: Famosa hipótesis pseudocientífica que alega que actualmente existe un calentamiento global causado por intromisión humana y no por la naturaleza; en realidad, actualmente estamos viviendo por un pequeño calentamiento global, desde fines del siglo XIX, cuando finalizó la última edad de hielo (1300-1850, aproximadamente), pero esos charlatanes pseudocientíficos ocultan o disminuyen el hecho de que en la Edad Media existió también un calentamiento global que fue—como el actual—por causas completamente naturales. Nunca se ha podido demostrar que el hombre pueda de alguna forma influenciar sobre el clima de forma considerable; en realidad, todos los seres vivos influyen sobre el ecosistema, pero se debe considerar que por ejemplo, los terremotos o las erupciones volcánicas, pueden ser muchísimo más potentes que las supuestas "bombas nucleares" creadas por el hombre y todas las emisiones de contaminantes que pueda lanzar el hombre a la atmósfera, el suelo o el mar, son irrelevantes en comparación con el daño que puede hacer el cinturón volcánico del Pacífico, por ejemplo. Por tanto, la hipótesis del “calentamiento global antropogénico” es un absurdo acientífico insostenible.

Cerealogía: Disciplina que estudia las imágenes de los cultivos de maíz y similares, hechas por supuestos "extraterrestres", es decir, algo completamente irracional.

Columna geológica: Es la creencia pseudogeológica que afirma que puede saberse la datación de un fósil, sólo por su posición en los estratos geológicos en la tierra; en realidad cuando el agua arrastra una mezcla de varios materiales, los va segregando durante el proceso (esto se comprobó a través de la paleohidráulica, en los laboratorios, por ejemplo, en la Universidad de Colorado, Estados Unidos) y los estratos no están asociados a ninguna cronología, sino que cuando el agua arrastra algo, primero suelta los elementos más pesados, luego los medianos y por último los más livianos. El derrame de esos materiales ocurre de forma SIMULTÁNEA y no "durante millones de años" como alegan los charlatanes "científicos"; así, el resultado de una inundación es que lo que se transporta más lejos queda depositado más lejos y por ende, más en la profundidad. Todo depende además, de la velocidad de las corrientes de agua; por ejemplo, en aguas calmas, el depósito continuo de sedimentos hace surgir láminas, que van desapareciendo de forma paulatina a medida que se incrementa la altura de la caída de las partículas de agua. En cambio, en aguas inquietas o "locas", ocurre una gran laminación. Así pues, el surgimiento del Gran Cañón del río Colorado, no surgió lentamente tras miles y millones de años como alegan los "evolutas", sino en menos de cincuenta días, tal como lo indica la Biblia con el asunto del Diluvio universal. Esto fue comprobado por científicos estadounidenses como Guy Berthault y Steve Austin.

Conspiración reptiliana: Creencia pseudocientífica y pseudo-teoría de la conspiración, que alega que existe en el mundo una conspiración de presuntos “extraterrestres reptilianos” o “intraterrestres reptilianos” para dominar el mundo, o ya dominándolo desde la sombras, para dominarlo mejor y de forma explícita. En realidad, dichas teorías conspirativas falsas son creadas y promocionadas por judeo-masones, para distraer a los gentiles, la verdadera conspiración que existe para dominar el mundo, que es la Conspiración Judeo-Masónica-Liberal-Comunista Internacional, como bien indicaron Franco, Mussolini, etcétera.

Creacionismo extraterrestre: Hipótesis pseudocientífica y pseudocreacionista, también conocido como hipótesis de los “antiguos astronautas”, que afirma que los seres humanos (o toda la creación, los más radicales) fueron creados por seres alienígenas; pero entonces, ¿quiénes crearon a los extraterrestres? Esta teoría es difundida por pseudo-teóricos de la conspiración (es decir, Falsa Oposición u oposición controlada) como el famoso investigador griego Giorgio Tsoukalos de National Geographic.  

Cremas anti-age: Supuestas técnicas de rejuvenecimiento de la piel a través de cremas, cuando esto no pasa de mentiras súper-capitalistas que engañan a la gente vanidosa (en especial mujeres), intentando perpetuar la juventud (perdiendo el tiempo en eso), en lugar de buscar salvar su alma y buscar la verdadera vida eterna en el Paraíso.

Datación radiométrica: Técnica pseudogeológica y pseudoarqueológica que pretende datar fósiles y objetos, basándose en sus elementos a través de la desintegración radiactiva de isótopos, siendo el más conocido el método del carbono 14, pero también existiendo el potasio-argón, el uranio-plomo, etcétera. Tales métodos se basan en la falacia paramétrica de creer que las condiciones atmosféricas de la Tierra son constantes a lo largo de toda la historia, negando así el catastrofismo geológico (el Diluvio). En realidad, el mundo es como si tuviéramos una canilla o grifo que gotea (ese es el pensamiento "evoluta"), pero ellos no consideran, que oportunamente, en algún momento, a Alguien se le puede ocurrir abrir el grifo de forma abrupta: ésta es la postura de la Teoría de la Creación, es decir, del catastrofismo. Antes del Diluvio, el clima era más caliente y había aguas arriba de la cúpula, que cayeron y cubrieron toda la Tierra; además, antes del Diluvio (es altamente probable) que los continentes estuvieran unidos en Pangea, y después se separaron de forma abrupta y no con miles de millones de años como alegan los "evolutas". Para ellos, todas sus lagunas argumentales la explican con su palabrita mágica: "millón".

Darwinismo social: Creencia pseudocientífica basada en el evolucionismo darwiniano, en el cual se afirmaba que las personas "evolucionaban" de forma social, cuando en realidad, el evolucionismo es un fraude completo, porque ¿quién ha visto una mona parir un hombre?, o ¿dónde están (o estaban) las formas intermedias entre una especie y otra? Y además, ¿es cierto que el hombre cada día que nace se vuelve más inteligente? Los "evolutas" afirman que sí, pero la realidad nos demuestra más bien lo contrario, puesto que antes del siglo XIX por ejemplo, un sólo científico o sabio hacía un gran descubrimiento o invención; actualmente, se requieren de un montón de científicos (un "equipo interdisciplinario"), para intentar descubrir algo y usualmente nunca descubren nada útil ni interesante. Antes, un médico curaba una amplia gama de enfermedades; actualmente, se necesita de un gran equipo de especialistas, para tratar enfermedades simples, y muchas veces, los médicos no saben como tratar a un paciente. Antes, un ingeniero planificaba grandes obras; ahora, se requiere de un equipo de ingenieros... Antes, las universidades formaban personas que tenían una amplica gama de conocimientos; ahora sólo forman "súper-especialistas", que se les pregunta cualquier cosa fuera de su especialidad, no tienen ni idea de qué se está hablando. La ignorancia abunda cada vez más; las universidades sólo forman analfabetos funcionales, bajo los paradigmas de la Teoría Crítica o marxismo cultural. Sin lugar a dudas, el optimismo darwinista del evolucionismo, dista mucho de corresponder con la realidad.

Dianética: Es una de las creencias de la secta de la cienciología, una religión falsa y rara, creada por un escritor de ciencia ficción. Esa religión cree en el creacionismo extraterrestre, pero más bien, como que la humanidad es un "experimento fallido de los alienígenas".

Detector de mentiras: Supuesta técnica que usa un polígrafo para detectar si una persona está mintiendo; es algo acientífico puesto que una persona se encuentre nerviosa, sude o aumente la frecuencia cardíaca o respiratoria, o mueva los ojos de determinada manera, no quiere decir necesariamente que mienta. Dicho método es muy terrible, puesto que infelizmente en ciertas legislaciones—por ejemplo, en algunos países y estados de Estados Unidos—los jueces la tienen en cuenta para averiguar la presunta culpabilidad de una persona en un crimen.

Entrenamiento cerebral (Brain Gym): Es un método no probado de índole comercial, que propone "entrenar" el cerebro para quedar más inteligente; en realidad, por ejemplo, si uno entrena el cerebro, para ser bueno con los crucigramas, sólo será bueno con los crucigramas, no con otra cosa; si uno entrena el cerebro para jugar bien al ajedrez, sólo será bueno para jugar al ajedrez y no para otra cosa; y así sucesivamente. Para aprender bien las cosas, uno tiene que estudiar múltiples aspectos de la vida y las cosas, y no una cosa sola; por lo cual, el "brain gym" no funciona.

Efecto lunar: Es la creencia infundada de que la Luna puede influenciar, sobre el comportamiento humano o animal. Si de alguna manera puede influenciar, entonces estaría bueno que los pseudocientíficos explicaran por qué y cómo es que puede influenciar; es lo mismo que la astrología. Ellos dicen que los astros "influencian", pero no dan ninguna explicación de cómo lo hacen; por ende, caen en la categoría de pseudociencia.

Escuela de Frankfurt (Teoría Crítica): Es un instituto pseudocientífico social que es el que ha creado (junto al gramscismo) y propagado el marxismo cultural. En países europeos y sudamericanos, donde la influencia de la Teoría Crítica es muy poderosa, son materias obligatorias de las escuelas secundarias públicas y universidades públicas, la (((Teoría Crítica))). No hay persona que haya terminado la secundaria, que no haya sido contaminada con las ideas de Adorno, Horkheimer, Marcuse, entre otros, y por supuesto, elevando a (((Marx))) y (((Freud))), a la categoría de "ídolos". En realidad, desde la escuela primaria pública (y también la mayoría de las privadas, puesto que también están controladas por el Nuevo Orden Mundial), primero le enseñan a los niños las mentiras liberales, y una vez que tengan bien comprendidos los concpetos liberales, les pudren la cabeza por completo, en la secundaria, con la Teoría Crítica. El paso previo a la Teoría Crítica, es el "pensamiento crítico", que es liberal, y también es conocido como "libre pensamiento"; en realidad, todos son engaños del diablo, para oprimir a las personas. Nótese el uso constante de la palabra "crítico"; esto se refiere a criticar a la Iglesia Católica y al Antiguo Régimen, pero NUNCA se puede criticar a la Teoría Crítica ni al pensamiento crítico; ¡nunca se puede intentar "deconstruir" al decontruccionismo! Nótese que la palabra "deconstruir" que usan ellos, es sólo un eufemismo para no decir "destruir"; ¿destruir qué? Obviamente que la Iglesia Católica, la Monarquía feudal y todo el pensamiento tradicional occidental; en otras palabras: destruir las bases morales e intelectuales de nuestra propia civilización.

Estructuralismo: Es una doctrina pseudo-filosófica (sofista) pseudocientífica, que pretende explicar la antropología, la lingüística y la psicología, basándose en las "estructuras". Ciertamente el fraude del estructuralismo se basa en gente atea como (((Claude Lévi-Strauss))).

Evolucionismo: Teoría pseudocientífica muy popular que postula que los seres vivos evolucionan (todavía actualmente, aunque nadie nunca lo ve) de una especie a otra; algo bastante absurdo realmente. El mayor absurdo de dicha hipótesis acientífica e irracional, es la afirmación blasfema y darwinista de que “el hombre proviene del mono”.  Si bien el evolucionismo tiene varias vertientes, el más conocido es el darwinismo, del cual derivó también la farsa del darwinismo social, creyendo que la “humanidad evoluciona”, cuando en realidad la historia ha demostrado más bien, todo lo contrario: una involución continua, desde la edad de oro (el tiempo ante-diluviano de los pangeanos, atlantes e hiperbóreos). En realidad el evolucionismo no pasa de “biología judía”. Cabe destacar que Charles Darwin fue un protestante anglicano, masón, nieto de masón y amigo de masones. El evolucionismo no es más que cábala judía, disfrazada de "ciencia". Los poderosos lobbies ateos/progres no contentos con imponer la enseñanza del evolucionismo en todas las escuelas, quieren prohíbir con vehemencia, la enseñanza de la Teoría Genética de la Creación, en las mismas; con el fin de censurar la verdad y esparcir la mentira.

Falsa cronología histórica: Es cuando por ejemplo, los pseudohistoriadores oficialistas, cuentan muy erróneamente toda la historia humana, especialmente en el caso de las guerras mundiales. Ellos le llaman por ejemplo, "Primera Guerra Mundial" o "Gran Guerra", a lo que en realidad fue la "Cuarta Guerra Mundial". El término de "guerra mundial", se define cuando se involucran teatros de operaciones en todos o por lo menos, casi todos y los más importantes continentes. Ya la Guerra de Sucesión Española, se dio mayormente en Europa y América, aunque también un poco en Asia y África, porque ellos ya tenían "colonias" en esos continentes; por ende, todas las grandes guerras que sucedieron a dicha guerra, fueron guerras mundiales, las cuales fueron a saber:

  1. Primera Guerra Mundial Terrícola, llamada "Guerra de Sucesión Española" (1701-1715).
  2. Segunda Guerra Mundial Terrícola, llamada "Guerra de los Siete Años" (1756-1763).
  3. Tercera Guerra Mundial Terrícola, llamada "Guerras Napoleónicas" (1803-1815).
  4. Cuarta Guerra Mundial Terrícola o Primera Mentira Mundial, llamada "Gran Guerra" o "Primera Guerra Mundial" (1914-1918).
  5. Quinta Guerra Mundial Terrícola o Segunda Mentira Mundial, llamada "Segunda Guerra Mundial" (1939-1945).
  6. Sexta Guerra Mundial Terrícola o Teatro Frío, llamada "Guerra Fría" (1945-1991).
  7. Séptima Guerra Mundial Terrícola o Guerra de las Falsas Banderas, llamada "Guerra contra el terrorismo" (2001-presente).

Además, la mentira cronológica de la historia, no sólo consiste en las "guerras mundiales", sino también en las edades del hombre y las Cruzadas. Según ellos, aceptan un total de cuatro Cruzadas grandes y cuatro Cruzadas menores, más Cruzadas intermedias, y algunos autores admiten una novena y hasta décima Cruzada; pero en realidad existieron diecinueve Cruzadas, más las Cruzadas intermedias (véase Cruzadas, para ver la lista completa de las mismas). Y las edades del hombre, según el oficialismo, cometen la "burrada" de llamarle "Edad Media" a la Edad de Oro de la Iglesia, lo cual es absurdo, porque ¿"media" con respecto a qué? ¿Al siglo XIX o XX? Lo mismo con la "Edad Antigua", ¿"antigua" con respecto a qué? ¿A la época que vivimos ahora? Francamente, no tiene ningún sentido ni rigor científico, denominar a las "edades" históricas, con nombres relativos, con respecto al tiempo en que nos encontramos ahora; por lo cual, las edades deben nombrarse, de forma absoluta; la Historiografía Verdadera, nombra las siguientes edades históricas de la humanidad:

  1. Edad Ómhica o Edad Mítica (o "edad del Ohm"): va desde la creación del mundo (entre el -4004 y el -6000), hasta el año 476 ADAT, es decir, con la caída del Imperio Romano de Occidente. Se divide en época prediluviana y época postdiluviana; y ésta última puede subdividirse en: sub-época del Antiguo Testamento (antes del nacimiento de Cristo) y sub-época del Nuevo Testamento (después del nacimiento de Cristo).
  2. Edad Plímica o Edad de Oro de la Iglesia (o "edad del Plim"): esta edad se inicia con la caída del Imperio Romano de Occidente, en el 476; y finaliza con el descubrimiento europeo oficial de América (porque en realidad antes, ya habían llegado otros europeos como vikingos y templarios), el 12 de octubre de 1492. Otros autores oficialistas habían considerado previamente, que esta edad, terminaría con la Caída de Constantinopla (es decir, el Imperio Romano de Oriente o "Imperio Bizantino"), es decir, el 29 de mayo de 1453; aunque otros menos oficialistas, podrían decir que en realidad terminaría el 31 de octubre de 1517, cuando Lutero inició su "Reforma" protestante; pero para no complicar ni dar lugar a confusiones, la Historiografía Verdadera, prefirió dejarlo en 1492, una fecha intermedia.
  3. Edad Topoyíyica o Edad de Plata de la Iglesia (o "edad del Topo Gigio"): esta edad inició el 12 de octubre de 1492 y finalizó el 14 de julio de 1789, cuando unos subversivos asaltaron a La Bastilla, en Francia, dando inicio a la Subversión Anti-francesa, conocida vulgarmente como "Revolución francesa". Ese hecho nefasto de la historia, fue precedido por otras dos grandes "rebeliones" que generalmente son muy alabadas por los historiadores oficialistas: la Subversión Anti-jacobita, que ellos llaman como "revolución gloriosa" (en 1688); y la Guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783).
  4. Edad Oscura, Edad Rojista o Edad de Hierra (o "edad posmoderna"): es la edad a la cual los historiadores oficiales le llaman burdamente como "edad contemporánea" (es decir, CONFIESAN que estamos en los últimos tiempos); la cual inició con la Subversión Anti-francesa y llega hasta el presente. Esta edad, se caracteriza por la cuasi total pérdida de influencia de la Iglesia Católica (la Iglesia queda "eclipsada"), y una sucesión de hechos nefastos para la humanidad, como por ejemplo, las Guerras Secesionistas Hispanoamericanas, que los oficialistas le llaman como "Guerra por las Independencias Hispanoamericanas", ocurridas entre 1810 y 1833, tras la muerte del Rey Fernando VII (último Rey legítimo que gobernó España). A partir del siglo XX, el poder de la Iglesia Católica colapsó y "se pudrió todo", quedando el mundo bajo el gobierno satánico del autodenominado "Nuevo Orden Mundial", el cual habría comenzado con la Subversión Anti-francesa, pero que se consolidó definitivamente en Occidente, tras la Segunda Mentira Mundial, tras 1945, y especialmente, tras el falso Concilio Vaticano II (1962-1965). Además, lo que los historiadores oficialistas denominan como "revolución bolchevique" (como si fuera algo "buenísimo"), los historiadores de la Historiografía Verdadera le llaman Rebelión rojista o Gran Alzamiento de Satanás (1917).

Falsificación de la historia o pseudohistoria: Es el conjunto de todos aquellos mitos o "cuentos históricos" sin apoyo científico, que pretenden pasar por cierto; o sea, “cuentos chinos”.  Por ejemplo: decir que la humanidad tiene millones de años y no alrededor de seis mil años como dice la Santa Biblia; o el famoso y completamente ficticio “holocausto judío”. Esto último se llama “Afirmacionismo del holocausto”. Obviamente, estas farsas históricas no pasan de “historia judía” para engañar a los gentiles. De hecho, la falsificación (e incluso re-escritura cuasi-completa) de la historia, es un acto permanente, de los dirigentes del Nuevo Orden Mundial, para asegurar el dominio completo sobre sus subordinados. En "1984" de George Orwell, por ejemplo, mostraba todo el tiempo, como el gobierno pasaba modificando la historia a cada rato, para tener dominada a su población; ellos inclusive se inventaban personajes históricos que eran ficticios o "desaparecían" (asesinaban) a personas reales, haciendo de cuenta como que si nunca hubieran existido. Todo eso que fue descrito por Orwell en la ficción, ciertamente sucede en la vida real.

Frenología: Hipótesis obsoleta que afirmaba la posible determinación del carácter y rasgos de la personalidad. Protociencia que contribuyó a la neurología.

Funcionalismo: Es una doctrina filosófica pseudocientífica, que pretende explicar la antropología, la lingüística y la psicología, basándose en las funciones.

Grafología: Es el estudio de la supuesta relación entre la escritura y la personalidad del individuo. Es algo acientífico, puesto que no se puede saber a través de la escritura la personalidad de una persona.   

Hipnotismo: Disciplina pseudocientífica que practica la hipnosis, es decir, un supuesto “estado mental” raro, en el cual la persona hipnotizada es sugestionada a obedecer las órdenes del hipnotizador. En realidad, en los casos que funciona, se trata de “magia negra” (satánica), pero en la mayoría de los casos (como los “hipnotizadores” que aparecen en la televisión o en los espectáculos de prestidigitación), no pasan de charlatanería, es decir, pura actuación.

Homeopatía: Medicina alternativa caracterizada por el empleo de preparados altamente diluidos que pretenden crear los mismos síntomas que sufre el paciente. Se debe indicar que pese a no tener base científica (y no ser científico) a veces la homeopatía puede curar o ayudar, y eso tal vez, esté más relacionado con la fe en que eso cura (efecto placebo), más que en las propiedades intrínsecas de la medicina homeopática.  

Leyenda negra de las Santas Cruzadas: Creencia popular pseudocientífica y pseudohistórica que afirma que las Santas Cruzadas (guerras santas contra los infieles impíos) fueron sanguinarias campañas de imperialismo súper-capitalista, para diezmar y saquear a “inocentes” sarracenos, cuando en realidad, se trató de la defensa de los Santos Lugares en Tierra Santa, la Cristiandad y Europa. En realidad, las guerras santas se produjeron por culpa de los judíos, quienes hicieron engañifas para que los cristianos y musulmanes se pelearan unos con otros.

Leyenda negra de la Santa Edad Media: Creencia popular pseudocientífica y pseudohistórica infundada—producto del positivismo—que asevera que la "Edad Media" fue una "época oscura", cuando la mayoría de la gente era “ignorante y analfabeta” y “las mujeres no tenían derechos”, cuando en realidad fue todo lo contrario: una época donde había desarrollo filosófico, científico y tecnológico, en que la gente era alfabetizada en su mayoría (había escuelas públicas y privadas o homeschooling, donde los niños aprendían a leer, escribir, matemáticas, geografía, religión, etcétera) y fue la época en que posiblemente las mujeres fueron mejores tratadas en la historia occidental, ya que existía la caballería. Por supuesto que todo esos mitos del “derecho de pernada” o “prima noctis” y demás estupideces, no pasan de leyendas sin ningún fundamento histórico.

Leyenda negra de la Santa Inquisición: Creencia popular pseudocientífica y pseudohistórica que afirma que la Santa Inquisición fue una institución “malvada” que quemó a millones de personas en las hogueras, cuando en realidad apenas condenó a muerte a decenas de personas, en un período de ocho siglos, y esas personas eran culpables de delitos de lesa humanidad y merecían por tanto la pena de muerte. En realidad, los promotores de dicha leyenda negra son los judíos, puesto que fueron ellos los más perseguidos por la Inquisición (mucho más que los paganos, puesto que la Iglesia si bien sí ha hecho mucho proselitismo a lo largo de la historia, nunca ha obligado a nadie a convertirse, por el simple hecho de que obligar a alguien a convertirse, no tiene valor alguno, pues sin fe, de nada sirve la presunta “conversión”).

Limpieza de colon: Método pseudocientífico que consiste en limpiar el colon a través de un caño insertado por el ano del paciente, para retirar materia fecal con la finalidad de sanar al paciente liberándolo de toxinas. Eso no tiene sentido, porque existe otro método natural de limpieza de colon: defecar.

Milenarismo 2012: Fue la creencia pseudocientífica e irracional de que en el año 2012 se terminaría el mundo, de acuerdo a una malinterpretación de las famosas “profecías mayas”. En realidad, el 21 de diciembre de 2012, lo único que pasó fue que se terminó el calendario maya. Muchas personas seguidoras de dicho fenómeno (por ejemplo, por internet), quedaron muy avergonzadas por haberse creído en esa profecía falsa; por definición una profecía falsa, es aquella que no se cumple en tiempo y forma.

Negacionismo del catastrofismo: Es también conocido como negacionismo del Diluvio; se trata de un conjunto de creencias heréticas, blasfemas, acientíficas e irracionales que niegan la existencia histórica del Diluvio universal (algunos, no tan radicales, dicen que existió diluvio pero no cubrió toda la Tierra, lo cual por supuesto, no tiene fundamento). Ellos creen que la Tierra fue cambiando lentamente a lo largo de miles de millones de años, en lugar de darse cuenta de la evidencia abrumadora a favor de una Tierra joven, que antes del Diluvio tenía todos los continentes unidos (Pangea) y con el mismo, se separaron los continentes de forma catastrófica (rápida), formándose las grandes cadenas montañosas, valles y grandes cañones (llegan por ejemplo los negacionistas, a afirmar el absurdo de que el Gran Cañón del Colorado se formó por la “erosión a lo largo de millones y millones de años”; es que con la magia de los “millones de años”, los evolucionistas lo arreglan todo).

Negacionismo de la Creación: Es la creencia irracional fanática por parte de evolucionistas, que rechazan contra toda evidencia científica, la verdad absoluta de la Creación por parte de Dios, rechazando así de forma irracional el principio del diseño inteligente, y cayendo además en una abiogénesis.

Negacionismo de la criptobiología: Es la creencia sin fundamentos científicos de rechazar de forma irracional la ciencias biológicas de la criptozoología y la criptobotánica, aún contra toda evidencia, como por ejemplo, la existencia cien por ciento confirmada del okapi; generalmente esto es promovido por grupos evolucionistas fundamentalistas y fanáticos, que les molesta la existencia de animales "supuestamente extintos"; por ejemplo, les aparece un celacanto y se les cae por tierra todo su evolucionismo y sus ficticias "eras geológicas"... Por otro lado, se inventaron los "dinosaurios", para negar u ocultrar a los dragones; y así sucesivamente.

Negacionismo del éter: Es la creencia pseudocientífica relativista (ciencia judía) que niega la existencia del éter, puesto que se malinterpretó de forma deliberada el resultado del famoso experimento de Michelson-Morley, que concluía en realidad que la Tierra está estática en el universo.

Negacionismo del genocidio alemán y de otros países del Eje por parte de los aliados: Es la creencia pseudohistórica que niega descarada y cínicamente que durante la Segunda Mentira Mundial e inmediatamente después de ella, se ejerció por parte de las fuerzas aliadas (que son fuerzas del Mal, al servicio de la Sinagoga de Satanás) un deliberado genocidio (plan Kaufman, plan Morgenthau) en contra del pueblo alemán y otros pueblos del Santo Eje.

Negacionismo del genocidio abortista: Es la creencia irracional y pseudocientífica, íntimamente relacionada con el negacionismo de la vida humana desde la concepción y estrechamente relacionada con el negacionismo del genocidio blanco, en que no existe ningún plan de genocidio masivo de la población humana a nivel global, y especialmente, de la raza jafetita o blanca. Precisamente el aborto inducido, ampliamente legalizado en Tierra Cero, a principios del siglo XXI, constituye uno de los mayores genocidios de la historia y posiblemente el más grande y cruel crimen de lesa humanidad de la historia.

Negacionismo del genocidio armenio: Es la creencia pseudohistórica que alega que el Imperio Otomano nunca asesinó a millones de armenios, entre los años 1915 y 1925. En realidad, todo fue por culpa de los judíos, quienes una vez más en la historia, pusieron a musulmanes contra cristianos (Armenia fue uno de los primeros países de la Tierra, en adoptar al cristianismo como religión oficial).

Negacionismo del genocidio blanco: Es la creencia pseudocientífica y pseudohistórica que niega de forma deliberada y criminal que actualmente, se está dando en Occidente un genocidio en contra de la raza blanca, a través del plan Kalergi (mestizaje e inmigracionismo), el genocidio del aborto inducido y la anticoncepción, el homosexualismo, las drogas, la vacunación forzada (envenenada con timerosal y demás), los productos transgénicos, etcétera.  

Negacionismo del genocidio bóer: Es la creencia pseudocientífica que niega que actualmente en Sudáfrica, el gobierno supremacista negro esté asesinando indiscriminadamente a miles de granjeros blancos.

Negacionismo del genocidio comunista: Es la creencia pseudohistórica que alega que los comunistas no han asesinado a más de cien millones de personas, durante todo el siglo XX, sin contar el genocidio del aborto y el Plan Kalergi. Por supuesto, todos esos genocidios no fueron sólo por culpa de rusos soviéticos, chinos, coreanos, vietnamitas y cubanos, sino por culpa del judío internacional (Karl Marx era judío) quienes engañaron a Occidente con una doctrina falsa y violenta, basada en el resentimiento y el odio: la lucha de clases. Actualmente, pese a las abrumadoras evidencias, todavía existen personas y grupos importantes que minimizan o niegan los terribles genocidios y crímenes de lesa humanidad cometidas por el comunismo (especialmente el comunismo marxista-leninista-stalinista soviético; véase por ejemplo el Holomodor).

Negacionismo de las razas humanas: Es la creencia pseudocientífica que sostiene que la especie humana (o género humano), es la única especie que—"misteriosamente"—no tiene razas, sino que todos somos la misma raza: la “raza humana”. Paradójicamente los “científicos” (en su mayoría sociólogos), que afirman tal hipótesis, son antirracistas, es decir, que son opuestos al racismo; pero ¿cómo va a existir “racismo” si están negando las razas? Esto demuestra que en realidad, el antirracismo es palabra en clave para anti-blanco.  

Negacionismo de la vida humana desde la concepción: Es la creencia pseudocientífica, anti-biológica y criminal, que niega que el ser humano posee vida humana (y con alma humana, única e irrepetible) desde la concepción y la formación del cigoto por la unión del óvulo y el espermatozoide (fecundación). Según la mayoría de los abortistas, la vida humana recién comienza después de las catorce semanas, aunque para otros recién comienza con el nacimiento del individuo; por supuesto, tales aseveraciones carecen por completo de sostén científico.

Numerología: Práctica adivinatoria usando números. Si bien no tiene sentido como para adivinar cosas, sí puede servir para decodificar mensajes encriptados, que escriben los magos, ocultistas y místicos. Por ejemplo: La Santa Biblia está repleta de números, que significan algo y por supuesto, que la Biblia tiene profecías, pero eso no significa que sean los números en sí mismos, los que sean proféticos.

Orientación sexual: Popular hipótesis acientífica forjada por los psicólogos y psiquiatras pro-degenerados, pertenecientes al marxismo cultural, quienes alegan que el sexo en el ser humano no se determina por los cromosomas (XX para las mujeres y XY para el varón), sino por la subjetividad de cada persona (según ellos, el sexo es una "construcción social"), y así por ejemplo, podría darse el caso de un “hombre en cuerpo de mujer” o una “mujer en cuerpo de hombre”. Por supuesto, esta idea es falsa y carente por completo de fundamentos científicos u objetivos, además de ser una temeraria osadía y blasfemia ante la Suprema Majestad de Dios. Además, según los "teóricos" LGBT de la orientación e identidad sexual, no sólo existen dos sexos, sino un montón de "géneros", que son como los pokemones (ciento cincuenta, sólo en la primera temporada; "ciento cincuenta o más que ver"). Ellos además hacen una serie de distinciones extrañas entre "identidad sexual" (o "identidad de género") y "orientación sexual"; además, que hablan de gente "cis" y gente "trans".

Orinoterapia: Terapia pseudocientífica de curación que alega sanar infinidad de enfermedades, con sólo beber orina humana propia o de otras personas, o de animales.

Parapsicología: Pseudopsicología que trata sobre fenómenos paranormales, como telepatía, telequinesis, etcétera. Si bien, no debemos negar la muy posible existencia de poderes súper-naturales en los seres humanos, hay que tener en cuenta de que en primer lugar, usar esos poderes está prohibido por la Iglesia (NO se puede practicar la magia negra) y en segundo lugar, la parapsicología no usa el método científico, y por ende, es pseudociencia.  

Positivismo: Es la pseudociencia social y filosófica que afirma que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico no-religioso, a través del "método científico", negando la existencia de Dios, la religión, la teología y la metafísica, olvidando que todo conocimiento verdadero y auténtico proviene de Dios. Es básicamente una pseudofilosofía atea, que sólo sirve para favorecer intereses judaicos y corromper a la sociedad al alejarla de Dios y la religión.

Piramidología: Creencias que postulan que las pirámides fueron hechas por "extraterrestres" y que sirvieron como naves espaciales. Otros postulan que en realidad fueron centros de generación de electricidad, y esto último podría ser cierto (véase baterías de Bagdad), pero ellos lo usan para defender a los Antiguos Astronautas y la ufología, en lugar de defender la Tierra joven y la creación de Dios.

Programación neurolingüística: Es una estrategia pseudocientífica de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia que afirma modificar las habilidades de las personas para tratar problemas como fobias, depresión, miopía, resfriado, alergia, trastornos de movimientos estereotípicos, enfermedades psicosomáticas, trastornos de aprendizaje, etcétera, y todo a menudo, en una sesión única. Pero nada de eso, posee base científica real ni sólida.

Psicoanálisis: Teoría pseudocientífica y pseudopiscológica acerca de los procesos psíquicos inconscientes, que presenta una concepción ampliada de la sexualidad y habla de complejos de Edipos y otras falacias aberrantes (como que los niños están enamorados de sus madres), sin base científica alguna. Incluye a la psicosomática psicoanalítica. El psicoanálisis es en realidad “psicología judía”, puesto que fue inventada por el médico judío Sigmund Freud. Si bien en el pasado, Freud condenó a la homosexualidad en una primera instancia, luego él mismo la terminó aceptando como otra opción válida, demostrando así el carácter subjetivo y pseudocientífico de dicha disciplina.

Psicología social: Si bien afirma ser una “disciplina científica”, carece de objeto de estudio. Es una rama pseudo-psicológica perteneciente a la corriente freudo-marxista.

Psicología transpersonal: Otra pseudopsicología, propia del movimiento New Age.

Psiquiatría: Es una autoproclamada rama de la medicina, que carece de bases científicas y alega la existencia de presuntas “enfermedades mentales”, siendo la más conocida la “esquizofrenia”, cuyo “tratamiento” más famoso y utilizado es torturar a los indefensos pacientes (a veces con consentimiento informado, pero muchas veces, SIN su consentimiento, violando el Código de ética de Núremberg) con electrochoques de alto voltaje. Además de dicha “enfermedad” (que en realidad es un don divino, en el caso de que la persona oiga voces de ángeles; o un don satánico, en el caso de que oiga voces de demonios o “extraterrestres”), existen un sinfín de supuestos “trastornos de la personalidad”, que en realidad no pasan de los distintos tipos de personalidades que existen (tantas como personas que hay, si se quiere…). Es algo totalmente subjetivo y cuya única solución para todos los problemas, es destruir las neuronas del cerebro del paciente, hasta convertirlo en un zombi dopado. Si bien la psiquiatría en el pasado condenó la homosexualidad, actualmente (luego de la década de 1970) la acepta y la promociona, demostrando así el carácter democrático y acientífico de dicha disciplina (la ciencia no admite discusión democrática, sino buscar la Verdad).

Quiropráctica: La quiropráctica es un tipo de medicina alternativa, sin bases científicas sólidas, la cual se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de las alteraciones del sistema músculo-esquelético, así como de los efectos que producen estos desórdenes en la función del sistema nervioso y en la salud en general, y que pretenden curar las enfermedades, sólo por masajear en la espalda de los pacientes.

Radiestesia: Actividad pseudocientífica que se basa en la afirmación de que estímulos eléctricos, electromagnéticos, magnetismos y radiaciones, de un cuerpo emisor pueden ser percibidos y—a veces—manejados por una persona por medio de artefactos sencillos mantenidos en suspensión inestable como un péndulo, varillas u horquillas que amplifican la capacidad de magnetorrecepción del ser humano. No decimos que no funcione, sino que sólo decimos que no hay explicación científica y por ende no es científico.

Relativismo/Heliocentrismo/Acentrismo/Globalismo: Es una autoproclamada rama de la física, que se basa en dos principios falsos (no demostrados): el “principio copernicano” y la “teoría de la relatividad eisteiniana”; el primero alega el absurdo de que la Tierra no es el centro del universo, sino el Sol, cuando en realidad el Sol sólo es el centro del sistema solar (que no es como la mayoría de la gente cree...); y el segundo indica que la localización de los sucesos físicos, tanto el espacio como inclusive el tiempo, son relativos al estado del movimiento del observador, es decir, que “todo es relativo”, lo cual es blasfemo, herético, absurdo e ilógico. No existe nada más constante que el tiempo, pero según el charlatán judío Albert Einsteinel tiempo se contrae” y la velocidad de la luz (una variable) es “constante”, lo cual jamás pudo probarlo, puesto que es opuesto a la realidad. Todo comenzó con los errores de Galileo y Copérnico, quienes cuestionaron la geocentricidad de la Tierra y comenzaron a aseverar (con pruebas falsas y sin seguir el método científico) que era el Sol el centro del universo. Con el pasar de los siglos, y llegado al siglo XX, cuando se estaba por probar definitivamente tras los experimentos fallidos de Michelson-Morley, la existencia del éter y la geocentricidad de la Tierra, el charlatán Einstein se inventó (en realidad, plagió de otros) esa hipótesis para desviar la atención y decir que todo es relativo; con ello surgió el acentrismo, es decir, el absurdo de afirmar que el universo “no tiene centro” o es “infinito”. De allí deriva todo el relativismo moral imperante. En realidad, el relativismo no pasa de “física judía”.

Socialismo científico: Teoría pseudocientífica que se basa en el materialismo histórico y sirve sólo para apoyar los postulados marxistas de la plusvalía y demás absurdos, jamás probados y mil veces refutados por la propia realidad.

Súper-población humana/Malthussianismo: Teoría pseudocientífica fatalista que sostiene que actualmente o en un futuro cercano, existe o existirá una súper-población humana en la Tierra, y que, por ende, los recursos irán a escasear y se generarán guerras y caos (guerras por petróleo, guerras por el agua y otras fantasías sin fundamento). Pero esto en realidad es irrisorio si pensamos que toda la población humana actual, apenas ocuparía el Estado de Texas y además si tenemos en cuenta de que los recursos naturales terrícolas son en comparación con la poca gente que hay, cuasi-ilimitados. Como la Tierra es joven (tiene pocos miles de años) y la fosilización es un proceso rápido (cuestión de décadas), continuamente se están formando en lagos y mares, y áreas subterráneas, grandes yacimientos de petróleo y otros hidrocarburos. Además, la Tierra no se limita esféricamente en un globo, como la mayoría de la gente cree engañada; sino que más allá del círculo de la Antártida, posiblemente existan otros continentes e islas, en la Tierra cuadrada o rectangular.

Teoría de cuerdas: Teoría física pseudocientífica que básicamente supone que las partículas de materia, están constituidas por supuestos "estados vibracionales" de un objeto extendido más básico llamado "cuerda" o "filamento"; pero para sustentar tal teoría, los "científicos" charlatanes, requieren de la existencia de otras dimensiones físicas subcósmicas, además de las tres espaciales tradicionales y la temporal del tiempo; según la hipótesis de cuerdas, la hipótesis de súper-cuerdas y la hipótesis M ("M" de "magia", así lo confiesan), existirían entre once y veintiséis dimensiones físicas subcósmicas. En el año 2006, el profundo comunista ateo argentino Mario Bunge, se vio obligado a CONFESAR: "La Teoría de cuerdas es sospechosa de pseudociencia. Parece científica porque aborda un problema abierto que es a la vez importante y difícil, el de construir una teoría cuántica de la gravitación. Pero la teoría postula que el espacio físico tiene seis o siete dimensiones, en lugar de tres, simplemente para asegurarse consistencia matemática. Puesto que estas dimensiones extra son inobservables, y puesto que la teoría se ha resistido a la confirmación experimental durante más de tres décadas, parece ciencia ficción, o al menos, ciencia fallida. La física de partículas está inflada con sofisticadas teorías matemáticas que postulan la existencia de entidades extrañas que no interactúan de forma apreciable, o para nada en absoluto, con la materia ordinaria, y como consecuencia, quedan a salvo al ser indetectables. Puesto que estas teorías se encuentran en discrepancia con el conjunto de la Física, y violan el requerimiento de falsacionismo, pueden calificarse de pseudocientíficas, incluso aunque lleven pululando un cuarto de siglo y se sigan publicando en las revistas científicas más prestigiosas." (oh sí: ¡jaque mate, Sheldon Cooper!; con esto además, queda destrozado el artículo de la Wiki-Pseudociencia, sobre sus "cuerdas cósmicas").

Lysenkoísmo: Teoría pseudocientífica soviética que sostenía que las plantas podían ser modificadas por el ambiente, sin tener en cuenta la genética (todo era para ir en contra de la Teoría Creativa Genética del sacerdote austríaco católico Gregorio Mendel).

Ufología: Es el estudio de los OVNI (objetos voladores no identificados), postulando la existencia de seres vivientes extraterrestres (de carne y hueso), especialmente inteligentes, sin seguir ningún método científico. En realidad, esos supuestos "extraterrestres" carnales son demonios extradimensionales.

Vitalismo: Es una doctrina filosófica (considerada herética por la Iglesia católica) que postularía que los organismos vivos se caracterizan por tener un impulso vital, pero no hablan de alma como la Iglesia lo entiende.