FANDOM


Irónicamente la autoproclamada "Pseudociencia Wiki Pseudociencia", no pasa de una wiki hecha por un montón de ateíllos de pacotilla, que al igual que la Wikipedia se basa en el denominado "patoterismo democrático" y está financiada por el Sionismo y la Judería internacional.

Wiki IDiotas alcahuetes de todo lo OFIcial

Portada de la Wiki-Pseudociencia: una burda extensión wikipédica de un grupo de fanáticos ateos, progresistas y evolucionistas: alcahuetes número 1 del Nuevo Orden Mundial.

La mayoría de ellos creen ingenuamente que vivimos en un "mundo de flores y pajaritos" donde todos los (((gobiernos))) son "buenos" y nadie miente en nada, y las conspiraciones no existen, sino que son inventos de un montón de paranoicos y psicóticos fanáticos religiosos. Eso es caer en la falacia de la psiquiatría que es una pseudociencia, como lo es el afirmacionismo en que ellos creen. Por ejemplo, nótese que ellos creen en el supuesto "holocausto judío", cosa que está más que probada que nunca existió.

Fuentes sesgadas. Editar

La Wiki Pseudociencia es una de las wikis de fans, más patéticas que existen en la red, en primer lugar, porque está sustentada en un montón de supersticiones ateas, y en segundo lugar, porque sus fuentes son altamente sesgadas, es decir, que se basan en charlatanes ateos conocidos como Carl Sagan, Neil DeGrasse-Tyson, Richard Dawkins, Stephen Hawkings e incluso estupideces de personajes de ficción como el Dr. Gregory House o el Dr. Sheldon Cooper.

Es altamente sabido, que a principios del siglo XXI, la sociedad occidental sumida en su profunda estupidez, ha generado la moda idiota de cosas como el ateísmo, el feminismo, el homosexualismo, los tatuajes, la moda unisex o la moda imbécil de las ropas rasgadas.

Algunas de las fuentes sesgadas que usa la WikiPseudociencia (que es una wiki-hazmerreír), además de la Judeopedia/Ateopedia (((Wikipedia))), son las siguientes:

  1. Rational Wiki: Dicha wiki, se trata de una pseudo-enciclopedia en inglés, sobre un montón de asuntos, desde el punto de vista ateo y oficialista, gran difusor de la moda occidental idiota del ateísmo, que es una de las modas juveniles del marxismo cultural. Los objetivos de dicha Wiki, son "combatir las pseudociencias, el fanatismo y el autoritarismo", lo que traducido al lenguaje verdadero y libre de eufemismos significa: "intentar destruir la Iglesia católica y el cristianismo, para terminar por derribar la sociedad occidental". Los imbéciles integrales de la Wiki-Pseudociencia, como buenos borregos, sólo se dedican a ser repetidoras de la ignorancia atea. Los de la Rational Wiki, se escudan bajo la falacia de que son una wiki "racional", cuando en verdad, están basados en sus sentimientos de odio anti-cristiano y anti-autoritario.
  2. Talk Origins: Este sitio web de ignorantes, se dedica a rebuznar gansadas en contra de la Teoría científica de la Creación, basándose en sus supuestos y presunciones pseudocientíficas y evolucionistas.
  3. Centro Nacional para la Educación y la Ciencia: este otro sitio de idiotas, se trata de un sitio web californiano, siendo California el estado estadounidense más progre, nido de (((ratas))) hollywoodenses, marihuaneros, (((demócratas))) y satánicos e izquierdistas de todo tipo. Dicha organización alega ser sin fines de lucro y se dedican a brindar pseudo-información mentirosa para las escuelas, padres y ciudadanos que trabajan para mantener el fraude de la evolución, así como difundir la mentira del "calentamiento global", apoyando así, la "ciencia" oficialista. No contentos con intervenir con el derecho a la educación libre, ellos también constituyen un lobby que manipula a la prensa, para que ésta a su vez le lave el cerebro a la gente, con las mentiras de la "ciencia" evolucionista.
  4. EvoWiki: página inexistente que supuestamente intenta refutar la Teoría de la Creación.
  5. Blogs ateos: una gran fuente importante de los rebuznos de la WIki-Pseudociencia, son la exorbitante cantidad de blogs ateos, de personas que no tienen más nada que hacer que difundir basura por el internet, difundiendo la enfermedad o peste del ateísmo, uno de los factores más grandes en la profunda decadencia que vive Occidente.

¿Cómo detectar las estupideces progresistas/ateas? Editar

Vivimos actualmente (inicios del siglo XXI) en Occidente, en un medio en el cual estamos inmersos en un océano de estupideces progresistas y/o ateas. Por ejemplo, tenemos la estupidez supina del autoproclamado "lenguaje inclusivo", el cual consiste en hablar como un completo retrasado mental, sustituyendo las vocales por la letra equis (x), el símbolo arroba (@) o incluso la letra e. También estamos inmersos en un medio, donde abunda la moda unisex o la normalización del travestismo femenino, y donde todo aquello que no le "suene bien" para el moralismo progre del mainstream (o colectivo dominante) de la Hegemonía Cultural de Izquierda, es considerado como "políticamente incorrecto", usándose palabras-policía como "racismo", "machismo", "fascismo", "antisemita", "negacionista", "nazi", etcétera.

Por ejemplo, los ignorantes de la Wiki Pseudociencia, son cínicos que les encanta "llenarse la boca" con que "refutan las falacias de los creacionistas", cuando en realidad son ELLOS, los que usan falacias lógicas, para sostener sus rebuznos; es así que en uno de sus artículos de rebuznos, ellos inician su estupidez de escrito, cayendo en la falacia de la novedad (argumento ad novitatem), puesto que sostienen que una idea es correcta, sólo por ser más moderna o reciente en la historia; y así, apelan a los "más recientes descubrimientos científicos", cuando cualquiera puede darse cuenta de que esos supuestos "descubrimientos" son mentiras ateas, puesto que actualmente la mayoría de los "científicos" occidentales (a diferencia de tiempos anteriores) son ateos ignorantes, de escasa formación, que necesitan mucho del trabajo interdisciplinario, o reunirse en grandes equipos, para poder descubrir algo mínimo. Antiguamente, los científicos eran mucho más inteligentes, porque no necesitaban reunirse en grandes grupos, para realizar sus investigaciones, invenciones y descubrimientos, sino que les bastaba su propio ingenio y lógica; pero a partir del siglo XX, los científicos se han vuelto cada vez más idiotas, necesitando de la opinión de los demás, para poder sacar sus propias conclusiones, cayendo en la falacia ad populum o el patoterismo democrático, dejándose llevar por la estupidez de la mayoría, en lugar de procurar la Verdad.

Entonces, ¿cómo detectar las estupideces progresistas/ateas o el conocimiento falso o mentiroso? Primeramente debemos recordar la Voz de la Verdad, es decir, la Palabra de Dios, por ejemplo cuando dice: "No sigas la muchedumbre para obrar mal, ni en el juicio te acomodes al parecer del mayor número, de modo que te desvíes de la verdad." (Éxodo 23:2). Ya desde la Santa Biblia, el Señor nos advierte, de que tenemos que seguir el consejo de la recta consciencia, en lugar de la ignorancia de las muchedumbres; por ejemplo, un juicio por jurado, no es más justo que un juicio por juez, ya que porque sean más personas que juzguen, no quiere decir que tengan razón.

En segundo lugar, debemos recordar las palabras de N.S. Jesucristo: "Le dijo uno: ‘Señor, ¿son pocos los que se salvan?’ Él le dijo: Esforzaos a entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos serán los que busquen entrar y no podrán’" (Lucas 13:23-24). Esto demuestra que la realidad, es que la mayoría de las personas suelen equivocarse; la historia lo ha demostrado: la mayoría son estúpidos, mientras que pocos son las élites de los genios que encausan y dominan los destinos de la Humanidad. El ser humano es un animal social, que le encanta seguir la opinión mayoritaria, porque la misma le resulta más cómoda, para no seguir el prejuicio o persecución por parte de los demás; eso es porque casi todo ser humano, siempre busca "ser aceptado" por los demás. En tiempos pasados, especialmente durante la Edad de Oro de la Iglesia (conocida vulgarmente como "Edad Media"; ¿"media" con respecto a qué?, ¿a ahora?, ¿cuál "ahora"?, ¿no ven que son idiotas los "científicos historiadores"?; he aquí, un ejemplo evidentísimo de la estupidez "científica"), en Occidente, la mayoría de la gente seguía la fe católica, aunque eso no impedía que muchísima gente cometiera pecados mortales y terminara yéndose al infierno. De todos modos, durante esa época, la gente temerosa de Dios, solía ser mucho menos pecadora que en estos tiempos oscuros, donde prevalece la infidelidad e impiedad. Entonces, si en aquella época dorada, las personas en su mayoría solían equivocarse, ¡cuánto más ahora, en estos tiempos nefastos de difusión de mentiras! De hecho, la mayoría de la "información" brindada por los medios de comunicación oficiales, son PURAS MENTIRAS; del mismo modo, la gran mayoría de las páginas de internet (incluyendo muchas que se autodenominan como "católicas"), también difunden mentiras.

Pero por una cuestión de probabilidad, puede considerarse que la información disponible en internet, puede ser más confiable que la información que brinden los medios de comunicación oficial como la radio o la televisión, en virtud de que éstos están más controlados por el "mainstream", desde hace más tiempo; mientras que el internet, comenzó a ser más controlado, recién a partir de los años 2000; antes de los 2000, en la década de 1990, internet era más libre, porque todavía no había tanta censura oficial, en el sentido de que todavía no había sido difundida la anormalidad de lo "políticamente incorrecto". En la década de 1990 inclusive, era posible criticar abiertamente a los izquierdistas, como feministas, homosexuales y demás, porque recién había terminado la "Guerra Fría" (o Teatro Frío), y el comunismo todavía era mal visto en Occidente. En realidad, la gente terminó de idiotizarse por completo, con la generación Y, especialmente luego de los años 2000.

Por lo cual, para ver si una información es verídica o no, lo mejor es siempre ir a las fuentes y asegurarse de que esas fuentes son confiables. Actualmente muchos libros, inclusive antiguos, pueden encontrarse en internet, aunque existen otros realmente viejos y que no son muy conocidos (no son clásicos; los clásicos sí suelen encontrarse en internet), que son muy difíciles de hallar en internet, y menos aún, gratuitamente. Existen obras importantes, como la de Cosmes Indicopleustes u obras antiguas de la Iglesia (como viejos calendarios litúrgicos o el propio Corpus Iuris Canonici), que son difíciles de encontrarlos completos gratuitos y traducidos al español (están en griego antiguo o latín). Entonces, por ejemplo, cuando una página atea, habla sobre algo que supuestamente dijo Aristóteles, lo mejor, no es hacerle caso a la página atea, sino consultar a la fuente original, y buscar libro, capítulo y página en concreto, en la cual Aristóteles dijo tal cosa. Lo mismo sucede con las estupideces de Darwin o de John Locke o del payaso de Montesquieu: hay que ir a las fuentes de lo que ellos escribieron. Por ejemplo, Galileo defendió el heliocentrismo, yendo contra el Papa y contra la Iglesia, pero lo que los ateos no nos dicen, es que Galileo se arrepintió públicamente de su postura y terminó defendiendo el geocentrismo y la Iglesia.

A continuación, se presentan una serie de preguntas que uno puede hacerse, para verificar si una información es verídica o no pasa de una estupidez progresista o atea:

  1. ¿Cuál es la fuente de la información?: La información verídica no requiere el concurso de muchas personas; de hecho, por lo general, cuando una información se basa en el trabajo de un montón de "científicos" ateos, suele ser falsa. Si una información proviene de una página atea, progresista o izquierdista en general, hay que preguntarse cuál es su fuente original. Es muy común que los izquierdistas en general o ateos en particular, manipulen los números o estadísticas; ellos se manejan generalmente con cifras falsas o datos sesgados, y entonces uno debe ver si la fuente es oficialista (por ejemplo de oficinas de gobierno). Por ejemplo, en la obra "1984" de Orwell, el gobierno de Oceanía, siempre mentía descaradamente que cada año (según cifras del Ministerio de la Abundancia), aumentaba la producción de las cosechas, cuando en realidad, cada año las personas se morían más de hambre. Por eso, siempre se deben comparar las fuentes con la realidad. Por ejemplo, si los científicos te dicen el absurdo de que la Tierra se está moviendo (sobre su eje, alrededor del Sol y éste alrededor del centro de la galaxia) a velocidades asombrosas, lo que tú debes hacer es compararlo con la realidad, comprobarlo tú mismo y ver que no se mueve en absoluto. Siempre que busques una información científica, compárala con la realidad de lo que te muestran tus sentidos y la razón; todo aquello que se oponga a lo que te muestran tus sentidos y la razón pura, son puras patrañas pseudocientíficas, propias de ateos falaces, sofistas e izquierdistas.
  2. ¿Se ha verificado con la realidad?: Profundizando en la cuestión anterior, uno debe ver si cualquier información, realmente se verifica con la realidad. Para ello, luego de ver las fuentes, uno debe ver si esas fuentes presentan alguna clase de experimento científico y si no lo hace, uno lo puede inventar en la cabeza; e intentar hacerlo por uno mismo. Cuando la televisión nos dice: "no intenten esto en casa", precisamente NO debemos hacerles caso, y lo primero que tenemos que hacer (siempre teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad), es ¡hacerlo uno mismo, en su propia casa! (o en cualquier propiedad de uno mismo). Para todo debe existir un experimento, entonces, si los científicos dicen que "la luz se dobla con la supuesta gravedad", entonces podemos coger un rayo de luz, con un láser (o una luz común, rodeada de humo) y ahí veremos que la luz se propaga en línea recta y no se dobla ante ninguna "gravedad" como decía el mentiroso de Einstein. Además, podemos intentar en una caja de vacío, ver si un poco de agua se adhiere a una pelota giratoria y así comprobar si es cierto que la Tierra es una bola esférica giratoria. Todo lo que nos digan los "científicos", tenemos que comprobarlo nosotros mismos, para ver si es cierto o no; siempre observando la realidad, con nuestros sentidos y la razón, y luego experimentando, si es física y económicamente posible.
  3. ¿Tiene lógica y coherencia interna?: Algo muy importante en toda obra, en toda información o conocimiento de cualquier índole, es que siempre debe tener una lógica o coherencia interna, es decir, que cualquier obra, texto, o material audiovisual, debe estar estructurado de tal forma, que cada parte, sea coherente con la obra. Esto sirve tanto para la ficción como para la no-ficción; así por ende, si una obra científica dice algo en el inicio, debe mantener esa postura hasta el final, no contradiciéndose consigo misma. Además, si un científico contradice a otro, es claro que alguien está mintiendo, uno de los dos, o ambos, pero no es posible que ambos tengan la razón. La "ciencia" oficial suele contradecirse todo el tiempo; por ejemplo, Darwin dijo que el hombre venía del mono (básicamente, que un día, una mona parió un hombre), pero luego los evolucionistas posteriores, negaron esto, con el eufemismo de que el hombre viene del un "ancestro común" con un mono, pero los "fósiles" de Australopithecus por ejemplo, ¡son de monos! Según el evolucionismo, debería existir un montón de "fósiles intermedios" (véase falacia del eslabón perdido) entre el "ancestro común" (en definitiva, un mono) y el hombre, pero no existen, y los que existen son fraudes como el "hombre de Pildown" o el "hombre de Java". Entonces, si es verdad la supuesta "evolución", ¿por qué mienten?, ¿por qué inventan pruebas falsas? La verdad no teme la investigación; y la verdad no se sustenta con la falsificación.
  4. ¿Existen pruebas sólidas sobre lo que se afirma?: Existen muchísimos fraudes científicos, no sólo el montón de fraudes acerca de la "evolución del hombre", sino también de los otros animales, como por ejemplo, el fraude del Archaeopterix o de los dinosaurios en general, los cuales "mágicamente" comenzaron a surgir fósiles en el siglo XIX, no antes. Es decir, que cuando se inventaron los dinosaurios, era la época en que se inventó el darwinismo, surgido de fuentes masónicas y cabalísticas. Todos los supuestos "huesos de dinosaurios" que aparecen en museos, en realidad son réplicas (aunque ellos mienten que son verdaderos, aunque a veces confiesan que son réplicas) de los supuestos "auténticos fósiles" que nunca los muestran por "razones de seguridad". En realidad, esos huesos no pasan de fraudes y los que son verdaderos, son huesos de otros animales muertos grandes, como elefantes o ballenas o incluso de animales míticos como dragones, que sí pudieron haber existido. Pero nunca se comprobó que existieran "dinosaurios". Lo mismo sucede con mentiras como el supuesto "holocausto judío" (holocuento), donde no existe ninguna evidencia física de que hayan existido cámaras de gas en el Eje; o un montón de falsificaciones históricas más en contra de la Iglesia o en contra de la Edad de Oro de la Iglesia, como las mentiras típicas difundidas por las películas de que "en la Edad Media la gente era analfabeta o ignorante", "que no se bañaban", la mentira de que existía "derecho de pernada" o la falacia histórica de los "cinturones de castidad". Todos esos mitos, surgieron de masones como por ejemplo Washington Irving, en "Cuentos de la Alhambra", quien dijo la mentira de que "los españoles son todos mezclados con árabes"; análoga a la mentira muy difundida de que "los latinoamericanos son todos indios" (aquí la mentira es doble, porque el término "Latinoamérica" es falaz, ya que el término correcto es Hispanoamericano, porque derivan de los españoles, y no de los habitantes del lacio, que fue sólo una tribu de los itálicos; también estaban los etruscos, los ligures, etcétera; así que decir "Latinoamérica" es algo muy ignorante; y decir, que "somos todos indios", es también una ignorancia supina, ya que en Hispanoamérica hay millones de blancos puros). Muchas de esas mentiras, suelen venir de libros de FICCIÓN, que popularizaron ciertos mitos "científicos"; un ejemplo de mentiras recientes, son las "teorías" de Dan Brown, que dicen que "Jesús se casó con María Magdalena y tuvieron descendencia"; cosa que no tiene ni pies ni cabeza, basta leer cualquier Evangelio, para darse cuenta que es falso; además, el autor mismo confiesa que es ficción, pero la gente ignorante que no reflexiona o piensa por sí misma, se cree lo primero que lee o ve por la televisión. Por eso, para toda cosa que se afirma, siempre hay que tener en cuenta de si existen PRUEBAS SÓLIDAS; no se puede condenar a nadie a muerte o a prisión, sino se tiene una prueba fehaciente de su culpabilidad; es injusto siempre, condenar a un inocente de un crimen que no cometió.
  5. ¿Esa información es oficialista o lameculinoica?: Algo muy común en todos los medios de información, es la difusión de informaciones falsas ("fake news"). Los gobiernos malévolos suelen manipular las estadísticas, así como los gobiernos más totalitarios suelen manipular los votos ("lo importante no son los votos, sino quienes los cuentan", como decía Stalin) o la información en general ("una mentira repetida mil veces, se convierte en verdad", como decía Lenin, aunque mucha gente cree que esa frase la dijo el Dr. Goebbels; véase Efecto Mandela). Para ocultar la verdad, el oficialismo o Nuevo Orden Mundial judeo-masón-Illuminati (liberal/marxista), usa cuatro métodos: el patoterismo democrático, el ninguneo, la burla y la prepotencia o censura directa. El primero consiste en el bombardeo de información falsa, la difusión de múltiples mentiras (a menudo contradictorias entre sí), para que el investigador o la persona común se confunda y no sepa cuál es la verdadera realidad; éste método se basa en la falacia ad populum y sostiene el mainstream del oficialismo (del Nuevo Orden Mundial, ya establecido desde 1789, no que "se va a establecer", como erróneamente piensan muchos); el patoterismo también implica la difusión de mucha información basura, como por ejemplo, teorías pseudo-conspirativas que en realidad respaldan al mainstream (véase Falsa Oposición, de la cual hablaban los Protocolos de los Sabios de Sión), como por ejemplo, el caso conocido de las teorías difundidas por Tsoukalos, sobre los supuestos "Antiguos Astronautas" (en verdad, esa teoría sólo sirve para respaldar al oficialismo evolucionista y ateo). El segundo consiste en que el oficialismo (ya sea la Wikipedia, la CNN, la BBC, el New York Times, el Discovery Channel, el NatGeo, etcétera), ignora o ningunea (no le da prensa alguna ni importancia mayor), a las teorías alternativas al oficialismo (eso sucedió al principio por ejemplo, con AI). Una vez, que la información alternativa se hace famosa o es bastante conocida (por ejemplo, el caso de Oliver Ibáñez o Iru Landucci), el mainstream, decide pasar a la burla, que es el tercer paso que utilizan para enfrentarse a la teoría alternativa (hay veces, que existen teorías que ellos consideran "particularmente peligrosas", que se saltean el tercer paso, y pasan a la censura explícita o prepotencia, como fue el caso de AI). Finalmente, existe el método de la prepotencia absoluta o censura directa, que es cuando el Gobierno Mundial toma cartas en el asunto, y directamente censura a su rival, acallándolo de alguna forma, ya sea poniéndolo preso, amenzando a su familia, "desapareciéndolo" o asesinándolo. Por último, como si no fuera poco los medios oficiales (y las huestes de agentes pagados por el Sistema), existen personas que gratuitamente, por su estupidez intrínseca, deciden apoyar al mainstream o lo que está de "moda" (el ateísmo, el homosexualismo, el feminismo, el comunismo, el Che Guevera, los tatuajes, etcétera); éstos son los llamados "lameculinoicos", que piensan que los teóricos de la conspiración son todos "locos" que deberían ser encerrados en "hospitales psiquiátricos" (eufemismo para no decir, manicomios).
  6. ¿Esa información suena demasiada buena?: Como dice el viejo refrán, "cuando la limosna es de cuantía, hasta el santo desconfía". Los lameculinoicos o pro-oficialismo, son personas que viven en un mundo de fantasía, idílico, un mundo de "flores y pajaritos", donde los gobiernos son todos bondadosos, todas sus actitudes son nobles, los "científicos" son personas libres e independientes, no tienen ningún interés y son verdaderos "señores neutrales" que no están financiados ni respaldan ninguna ideología. Infelizmente, ese mundo idílico de los lameculinoicos NO EXISTE, sino que vivimos en un mundo repleto de intereses encontrados, múltiples ideologías, visiones y formas de pensar distintas, que pugnan entre sí; hay diversas religiones y creencias (y el ateísmo es otra más, ni más ni menos), y por un principio lógico de no-contradicción, no todos podemos tener la razón, y entonces, existen personas más o menos, equivocadas y personas más o menos en lo cierto. Por eso, siempre hay que desconfiar del mainstream y buscar de forma independiente la Verdad, haciéndose todas estas preguntas fundamentales. A menudo, la "ciencia" oficialista y atea, suele dar soluciones reconfortantes a los grandes problemas de la humanidad; por ejemplo, en cuanto a la cuestión sobre la vida y la muerte, ellos alegan que después de la muerte, el cuerpo sólo se pudre, y ellos para auto-reconfortarse, niegan la existencia del alma, por ende, alegan cómodamente que "no existe Dios" y que "nadie nos va a juzgar por nuestros actos", lo cual justifica una vida de pecados sin preocupaciones. Cínicamente, muchos ateos inclusive, suelen invertir esta situación de auto-reconfortarse, alegando que son los creyentes quienes se "autoreconfortan con la idea de una vida eterna en el Paraíso", pero eso es una falacia del hombre de paja, una idea equivocada del pensamiento teísta, porque nosotros no decimos que "todos van a gozar de una vida eterna de gloria y gozo en el Paraíso", sino por el contrario, que muy pocos van a poder disfrutar de esa vida, mientras que precisamente la mayoría (muchos por su idiotez atea), van a arder por toda la eternidad en el fuego del infierno. Entonces, ¿quiénes son los mentirosos que se auto-reconfortan: los ateos o los creyentes? Además, otra gran falacia del ateísmo/progresismo, es la falacia del progreso permanente, en la cual supuestamente la humanidad siempre avanza hacia una mejoría, cuando eso no es cierto, porque ya lo decían los griegos en sus clásicos de Homero y demás, sobre las edades del hombre, que en verdad no existe evolución, sino involución, degradación y decadencia; de ahí la importancia de los conservadores, que son quienes procuran la conservación del mundo y de la humanidad, siendo Dios, el primer y máximo Conservador del universo.
  7. ¿Hay alguien ganando dinero o poder detrás de la afirmación?: La sociedad en el mundo, se basa en el poder; por detrás de todo conocimiento o difusión de información (sea falsa o verdadera), siempre existe un interés de poder. Así en el pasado, la Iglesia Católica se basó en la Verdad, para asegurar su poder; por el contrario, la Sinagoga de Satanás, siempre se ha basado en la mentira, para incrementar su poder. Mientras que la Iglesia dice las cosas como son: las verdades crudas y duras, sin eufemismos; la Sinagoga o la Siniestra (la Izquierda), se dedica a mentir, a engañar a la humanidad, a través de mentiras dulzonas, como por ejemplo, aumentarle el "número de derechos" a las personas. Así por ejemplo, el diablo ha engañado a muchas mujeres con la farsa del feminismo, prometiéndoles supuestos "derechos", sólo para engañarla y someterla; del mismo modo, el diablo ha engañado a los pobres de las ciudades, con la mentira del comunismo, diciéndoles que sus patrones los "explotaban" y que ellos tenían "derechos". La subversión siempre influye a través de la mentira. Por eso, para saber si una información es verdadera o no, uno tiene que ver, quién la dijo (cuál es el autor) y cuáles son sus intereses, sus aspiraciones y sus ideologías, es decir, ver a qué amo sirve, ver si sirve a la Verdad de Cristo y su Santa Iglesia o ver si sirve al padre de la mentira. Muchos charlatanes "científicos", sólo buscan ganar dinero y apoyar sus intereses ideológicos y/o personales; de hecho, la mayoría de los profesionales universitarios, en lugar de procurar ser independientes, se convierten en "analfabetos funcionales", que sólo obedecen órdenes, para no perder el empleo (no son autónomos). Si uno quiere buscar información verídica, debe buscar a una persona lo más independiente y autónoma posible, en lugar de alguien que sea "pagado por el Estado", como son la mayoría de los científicos, periodistas y profesionales en general. Además, si esa persona trabaja para el sector privado, debemos fijarnos en cuáles son las políticas de la empresa, qué fines persigue y qué visión de la realidad posee; si esa empresa privada, sigue intereses perversos o alcahuetes al colectivo dominante, podemos dar por cierto, que debe difundir información falsa. Por eso, siempre hay que buscar gente, que no sea pagada por nadie, que sea autónoma e independiente.
  8. ¿Conserva?: Finalmente, también tenemos que tener en cuenta de si esa información, realmente conserva el conocimiento científico evidente. Aristóteles decía que no se puede intentar demostrar lo evidente, es decir, lo que es notorio a nuestros sentidos; y por lo cual, nosotros debemos confiar en dos cosas que Dios nos dio como especie superior: nuestros sentidos y nuestra razón. Por eso, siempre debemos observar y comprobar las cosas, a ver si se condicen con la realidad. Si se trata de algo demasiado "novedoso", que rompe con los esquemas de los sabios antiguos, con el conocimiento establecido y evidente, seguramente se trate de una mentira. Esto no quiere decir, que todo descubrimiento nuevo sea falso, sino que hay que tener siempre cautela, acerca de las informaciones nuevas y comprobar si realmente se corresponden con la realidad.